Martes 22.10.2019
Lucena Hoy

La joven lucentina Rosa Almirón, alférez alumna del Ejército del Aire, muere tras estrellarse su avión en el mar durante unas prácticas en Murcia

La otra víctima es su instructor, Daniel Melero Ordóñez, comandante del Ejército del Aire que fue piloto de la Patrulla Águila.
La lucentina Rosa María Almirón Otero, Alférez Alumna de la Academia General del Aire de San Javier, fallecida hoy en accidente aéreo
La lucentina Rosa María Almirón Otero, Alférez Alumna de la Academia General del Aire de San Javier, fallecida hoy en accidente aéreo
La joven lucentina Rosa Almirón, alférez alumna del Ejército del Aire, muere tras estrellarse su avión en el mar durante unas prácticas en Murcia

Rosa María Almirón Otero, de 20 años de edad, nacida en Lucena y Alférez Alumna de la Academia General del Aire de San Javier Murcia (AGA), es una de las dos víctimas mortales del accidente de una avioneta de instrucción elemental Enaer T-35C Pillán, ocurrido a medio día de hoy en el Mar Menor. La otra víctima es su instructor, Daniel Melero Ordóñez, comandante del Ejército del Aire que fue piloto de la Patrulla Águila y natural de Cádiz. Ambos han fallecido al precipitarse al mar el avión en el que realizaban prácticas de vuelo tras despegar de la base aérea de San Javier, según informa el Ejército del Aire.

Captura de pantalla 2019-09-18 a las 15.13.28

La aeronave ha caído cerca de la costa de Santiago de la Ribera, donde se ubica la Academia General del Aire y a pocos metros de la playa de Barnuevo. Hasta el momento no han trascendido más detalles del siniestro, ocurrido después de las 12 horas a pocos metros del casco urbano. A la zona han acudido inmediatamente servicios de emergencias, después de que el 112 recibiese un centenar de llamadas informando del suceso.

Rosa María Almirón Otero tenía 20 años y se incorporó a las Fuerzas Aereas Españolas en agosto de 2017. Actualmente residía a la localidad de San Javier, sede de la Academia General del Aire. Rosa Almirón completó sus estudios de ESO y el Bachillerato de Ciencias en el IES Juan de Aréjula de Lucena, obteniendo un brillante expediente académico, aunque su sueño siempre fue ingresar en el Ejercito del Aire y volar y peleó por hacerlo realidad. Era aficionada al mundo de la hípica y el deporte. El director del IES Juan de Aréjula, Gonzalo Navas, ha señalado a este periódico que "era una alumna excelente, un ejemplo a seguir y muy querida por profesores y compañeros".
 
El ayuntamiento de Lucena ha mostrado su dolor por este hecho luctuoso a través de sus redes sociales. "Consternados al conocer el accidente en el que ha perdido la vida nuestra joven vecina Rosa Mª Almirón Otero, enviamos nuestro más sincero pésame a su familia, amigos y compañeros del Ejército del Aire. Igualmente trasladamos un sentido abrazo a la familia del comandante Daniel Melero. Que el sentimiento del pueblo de Lucena les ayuden a afrontar este doloroso momento por el que atraviesan. Descansen en paz.", señala el mensaje municipal de pésame.
 
También ha mostrado su pesar por estos hechos el alcalde, Juan Pérez, a través del siguiente mensaje: "Consternación, dolor y profunda tristeza por el fallecimiento de Rosa María, precisamente cumpliendo su sueño: VOLAR. Enorme sacrificio y esfuerzo que se ha visto truncado por el fatal desenlace del accidente aéreo acontecido hace escasas horas. Mi más sentido pésame, así como mi apoyo, consideración y solidaridad con las familias de Rosa María y de su instructor de vuelo, Daniel Melero. Desde hoy, su luz y su sonrisa sobrevuelan el cielo lucentino, para vestir de recuerdos y de esperanza imágenes que ya viven entre hermosas nubes blancas. D.E.P."
 

avion-mar-menor

El avión siniestrado es un modelo Enaer T-35C Pillán o Tamiz, que es designado por el Ejército del Aire con la clave E-26 Tamiz, y cuya misión es la de enseñanza de los alumnos de la AGA.

El primer vuelo de este tipo de modelos se produjo en marzo de 1981, entró en servicio en España en 1987 y su país de origen es Chile. En concreto, el fabricante es ENAER-CASA.

Este siniestro se produce tres semanas después de que un reactor C-101 de la AGA, pilotado por el comandante de vuelo e instructor Francisco Marín, se estrellara por causas todavía no aclaradas en aguas de La Manga del Mar Menor, falleciendo el piloto en el acto.