Lunes 23.09.2019

La asociación Infancia Solidaria abre en Lucena su primera sede regional

La asociación Infancia Solidaria abre en Lucena su primera sede regional
El colectivo Infancia Solidaria ya dispone de su primera sede en Andalucía. La asociación que dirige en la región Ángel Parejo inauguró este sábado su domicilio público en Lucena, un imprescindible y solicitado anhelo finalmente satisfecho por José Santiago Vargas. Este empresario lucentino ha cedido gratuitamente un local de su propiedad ubicado en la Avenida del Parque, número 13, pasaje, 2, para que la citada asociación, cuyo fin es sanar a niños de África, desarrolle su actividad.

Al acto asistieron Pepo Díaz, presidente nacional y fundador de Infancia Solidaria; Carlos Villa, concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Lucena; y numerosos colaboradores. El espacio está distribuido en cuatro habitaciones: una sala de reuniones, un almacén –en el que se apilan ropa y material escolar, correspondientes a la iniciativa Mano a Mano-, una oficina y un cuarto de año. Asimismo, en la entrada se ha establecido la recepción.

Por el momento, Infancia Solidaria funciona con dos dependencias, una en Madrid, y-desde ahora-, otra en Lucena. En esta última se centralizarán los movimientos que se efectúen en la comunidad autónoma andaluza. Según explicó Ángel Parejo, "los voluntarios financiarán con una cuota los gastos correspondientes a la luz y el agua".

Durante el último mes y medio, los miembros de Infancia Solidaria han remozado dicho sitio. "Antes guardaba en mi casa la documentación correspondiente a los informes médicos y a los vuelos; ahora todo está mejor organizado", comentó el responsable andaluz de Infancia Solidaria.

La sede estará abierta de lunes a viernes, desde las 18:00 hasta las 21:00 horas. Actualmente, cuatro menores, junto a sus madres, están en España para ser intervenidos de sus problemas físicos en hospitales de Córdoba, Málaga y Sevilla. Infancia Solidaria se creó en el 2005 y, después de nueve años, ha logrado salvar la vida de 162 niños. De ellos, más de medio centenar se recuperaron en Andalucía.
MANUEL GONZÁLEZ

 

Comentarios