sábado 31.10.2020

La población inmigrante aguanta la crisis y se mantiene estable

La población inmigrante aguanta la crisis y se mantiene estable
.
La población inmigrante de Lucena aguanta el tirón de la crisis y se mantiene en cuanto a número en cifras similares a las del pasado año. A mediados de diciembre el número de extranjeros censados en Lucena era de 2.592 personas, tan sólo 23 menos que el 1 de enero del presente año, lo que supone un descenso prácticamente inapreciable si tenemos en cuenta la virulencia con la que la crisis económica está afectando a nuestra ciudad y el fuerte incremento del desempleo en estos últimos años, que ha hecho desaparecer muchos de los puestos de trabajo que cubría la población inmigrante.

El análisis de las estadísticas del Servicio de Población del Ayuntamiento de Lucena ofrece sin embargo algunos datos interesantes. Así, durante el presente año se ha mantenido el descenso de población sudameriacana, mientras que ha seguido aumentando el número de inmigrantes procedentes de países del este de Europa, sobre todo rumanos, mientras que la colonia procedente de Marruecos, fuertemente arraigada en Lucena desde hace años, se mantiene estable.

Ecuatorianos, colombianos y argentinos con los colectivos que más ven disminuir su población en Lucena. Actualmente están empadronados en nuestra ciudad 279 colombianos –33 menos que hace un año–, 154 ecuatorianos –49 menos que en enero– y 112 argentinos –28 menos que a principios del año–, siendo los principales grupos de procedencia sudamericana.

La colonia marroquí se mantiene en 455 personas y tras el paulatino descenso de los hispanos, se consolida como el segundo grupo de población extranjera en nuestra ciudad.

En cuanto a los grupos que crecen destacan los rumanos, con 868 personas empadronadas en Lucena, casi 70 más que hace un año, y los inmigrantes llegados desde Bulgaria, con 160 personas, que también experiementa un crecimiento de una veintena de personas.

Los chinos siguen siendo el grupo asiático más importante, con 42 personas, y junto a los marroquíes, destacan los 38 argelinos y otros tantos nigerianos establecidos en Lucena desde el continente africano.

Actualmente viven en Lucena personas procedentes de sesenta y dos países y los extranjeros representan algo más del seis por ciento de la población total, frente al ocho por ciento que llegó a representar hace cuatro años, cuando comenzaron a hacerse visibles los efectos de la crisis en el tejido industrial y económico local.
.
.