domingo 16.01.2022

La rotura de una tubería de gas obliga a establecer un perímetro de seguridad en la calle Las Torres

La rotura de una tubera de gas ciudad en la calle Las Torres oblig esta tarde a poner en marcha un amplio dispositivo de seguridad en el centro de la ciudad
La rotura de una tubería de gas obliga a establecer un perímetro de seguridad en la calle Las Torres
La rotura de una tubería de gas obliga a establecer un perímetro de seguridad en la calle Las Torres
La rotura de una tubería de gas ciudad en la calle Las Torres obligó esta tarde a poner en marcha un amplio dispositivo de seguridad en el centro de la ciudad.
 
En torno a las dos de la tarde, una de las máquinas que realizaba en la calle Las Torres los agujeros para la plantación del nuevo arbolado rompió una canalización de la red de gas natural. Un fuerte olor a gas se extendió rápidamente por toda la calle, dándose parte de los hechos a la policía local, que procedió a acordonar la zona y establecer un perímetro de seguridad.
 
Al dispositivo policial se sumaron rápidamente varios vehículos del Parque Comarcal de Bomberos de Lucena y el propio alcalde, Juan Pérez, y los ediles de Obras y Personal, Miguel Villa y José Cantizani.
 
Aunque no se contempló inicialmente la necesidad de desalojar las viviendas, personal municipal visitó cada uno de los inmuebles recomendando al vecindario que no se encendiesen mecheros ni interruptores eléctricos, suspendiéndose la entrada y salida de vehículos del aparcamiento subterráneo de la Plaza Nueva y prohibiendo el tránsito peatonal y de coches en la zona, quedando acordonado el tramo de la calle Las Torres que va desde Canalejas, hasta la Cuesta del Reloj, que posteriormente se amplió hasta las Cuatro Esquinas ante el riesgo de deflagración o intoxicación.
 
Entre tanto, personal de la empresa Gas Natural procedía a cortar el suministro a todo el centro urbano, haciéndose necesario esperar la salida del gas que transportaba la red antes de proceder a la reparación de la avería, sin que se haya producido ningún herido.