domingo 26.06.2022

Lucena Cuestarriba protesta ante el Defensor del Pueblo Andaluz por las barreras del Juzgado de Lucena

Lucena Cuestarriba protesta ante el Defensor del Pueblo Andaluz por las barreras del Juzgado de Lucena
Lucena Cuestarriba protesta ante el Defensor del Pueblo Andaluz por las barreras del Juzgado de Lucena

.

MANUEL GONZÁLEZ
La Plataforma Lucena Cuestarriba, un colectivo conformado por distintas asociaciones, instituciones y entidades lucentinas, ha enviado, en los últimos meses, dos quejas a Jesús Maeztu Gregorio de Tejada, Defensor del Pueblo Andaluz, con el propósito de protestar por las barreras arquitectónicas y urbanísticas existentes en la Sede Judicial de Lucena, situada en la calle San Pedro número 43.

El primer escrito formulado por esta agrupación, que ambiciona la creación de una ciudad sin barreras, se presentó el 29 de agosto del presente año. En él se exponía que el edificio que alberga los juzgados de Lucena ofrece servicios de 'primerísima necesidad' y, por ello, consideraron de 'gravísima' la inexistencia de ningún vado peatonal en el acerado como exige el Decreto 293/2009, de 7 de julio, publicado en el Boletín Oficinal de la Junta de Andalucía.

Igualmente, se denunciaba la carencia de una rampa o una ayuda técnica para los usuarios de silla de ruedas. Por otro lado, este colectivo apuntaba que la construcción referida está compuesta por dos plantas y, la primera de ellas, correspondiente a la zona baja, está dividida en dos niveles que son salvados por cuatro escalones y una ayuda técnica para discapacitados, pero, por el contrario, no hay nada disponible para subir a la segunda planta.

El dictamen anteriormente citado, e inserto en el BOJA, indica que todos los cambios de nivel a zonas de uso y concurrencia pública deberán contar, al menos, con un medio accesible, rampa, tapiz rodante o ascensor, alternativo a las escaleras, que reúna las condiciones requeridas.

Finalmente, la Plataforma Lucena Cuestarriba también denunció la ausencia de aseos adaptados para discapacitados en las dos plantas de la Sede Judicial de Lucena. Este documento también se dirigió al Consejo General del Poder Judicial. Este movimiento reivindicativo censura que hechos tan elementales como casarse, dar de alta a un hijo, presentar una denuncia, asistir a una subasta pública o acudir a un juicio, es imposible, por ejemplo, para los usuarios de sillas ruedas, vulnerando así principios recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en ordenanzas municipales, autonómicas, estatales y europeas.

El Defensor del Pueblo Andaluz remitió una respuesta el pasado 11 de noviembre. En ella, y basándose en un informe de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, manifestó que 'todos los servicios públicos que se prestan en la Sede Judicial del partido de Lucena son perfectamente accesibles para los ciudadanos'.

Asimismo, añadió que el Registro Civil y los servicios de Medicina Legal están en la planta baja, que la sala de vistas está situada en la entreplanta, a la que se puede acceder con una plataforma de elevación para salvar barreras arquitectónicas.

En la misma línea, aseguró que todos los trámites los pueden realizar los usuarios de sillas de ruedas porque, en los casos solicitados, se habilita la zona del Médico Forense, ubicada en la plaza baja, para los procedimientos que afectan a los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción. Por último, se anunció la construcción, cuando las disponibilidades económicas lo permitan, de un nuevo Palacio de Justicia en Lucena, en un local próximo a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, proyecto que contempla la eliminación de todas las barreras arquitectónicas.

A este texto del Defensor del Pueblo Andaluz, la Plataforma Lucena Cuestarriba contestó el 26 de noviembre de los corrientes. El colectivo sostuvo que la interpretación del órgano autonómico era 'errónea' puesto que la planta baja del edificio es 'totalmente inaccesible' ya que no está acondicionado con una rampa o una ayuda técnica para salvar la cota de 22 de centímetros de desnivel entre la entrada y el acerado. La dúplica se cierra con la repetida demanda de la instalación de la rampa a la que califican de 'imprescindible' para disfrutar de servicios de 'primerísima necesidad'.

.

 

Comentarios