lunes 10.08.2020

Lucena honra a las víctimas de Santiago con dos minutos de silencio y banderas a media asta

Lucena honra a las víctimas de Santiago con dos minutos de silencio y banderas a media asta

.

MANUEL GONZÁLEZ
La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Lucena acordó, en la mañana de este jueves, guardar dos minutos de silencio en señal de duelo por el trágico accidente sucedido a las 20:42 horas del pasado miércoles en Santiago de Compostela. La decisión se amplió a los distintos centros de trabajo municipales. Además, la subdelegación del Gobierno de España ha decretado dos días de luto oficial, en este caso, el 26 y 27 de julio. Durante estas dos jornadas, las banderas lucentina, andaluza, española y europea ondearán a media asta. En las puertas del consistorio lucentino se concentraron, a las 12:00 horas, representantes de los tres grupos políticos con representación en la Corporación municipal -PP, PSOE e IU- y trabajadores del Ayuntamiento.
 
a.jpg
 
 
A la corriente de solidaridad con las víctimas que este accidente ha provocado en todo el país se ha sumado también, a la misma hora mañana, la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Lucena, cuyos trabajadores dedicaron un minuto de silencio, a las puertas del edificio, a la memoria de los fallecidos en esta catástrofe ferroviaria y a sus familiares.

Al menos 78 personas han muerto y 143 están heridas como consecuencia del descarrilamiento de un tren Alvia a la entrada de Santiago de Compostela. El vehículo cubría la ruta entre Madrid y Ferrol. Cuatro de los fallecidos perdieron la vida después de ser trasladadas al hospital.

La principal hipótesis, según apunta el diario El Mundo, es el exceso de velocidad en una curva pronunciada del recorrido. El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, informó de que, en el momento del accidente, el tren circulaba a 220 km/hora, pese a que la velocidad máxima en ese punto está fijada en 80 km/hora.

El tren transportaba a 218 pasajeros, además de la tripulación. Se trata de una de las peores tragedias ferroviarias de la historia de España y el primer accidente moral en una vía del AVE en nuestro país.

Algunos de los ocho vagones y dos locomotoras que formaban el convoy quedaron completamente destrozados y todos ellos volcados y esparcidos por las vías del tren. Incluso se declaró algún incendio que pudo ser sofocado. El siniestro del Alvia 151 se produjo en una zona de acceso a Santiago, en Angrois, una parroquia de la capital gallega que se encuentra a unos cuatro kilómetros de la estación. Uno de los vagones saltó por los aires, saltando la valla y aterrizando en una calzada próxima. Unos seis vagones aparecieron a un lado del puente y otros coches al otro lado.
.

Comentarios