sábado 31.10.2020

Lucena no tendrá golf. Los socios arrojan la toalla (vídeo)

Lucena no tendrá golf. Los socios arrojan la toalla (vídeo)
.
Fin de trayecto. Lucena no tendrá campo de golf. Como ya adelantó en primicia LucenaHoy la pasada semana, las asambleas de las sociedades Lomas del Duque y Dehesa del Duque han aprobado a medio día de hoy abandonar definitivamente el proyecto en el que han estado trabajando durante los últimos diez años y su presidente, Miguel Cuenca Valdivia, ha presentado su misión irrevocable.
 
Tres eran los asuntos que se sometían a valoración en la asamblea y tres las decisiones adoptadas. La primera y más importante se refería a la posibilidad de llevar a cabo la enésima adaptación del proyecto exigida por la Junta de Andalucía, esta vez con motivo de una nueva modificación del decreto que regula la construcción de este tipo de infraestructuras, aprobado en  2008, modificación que se encontraba hasta esta misma semana en  fase de tramitación parlamentaria. El voto de la asamblea fue en contra. Por lo tanto, no se acometerá ninguna modificación más sobre lo ya realizado ni se redactará el nuevo proyecto que exige la Junta de Andalucía. Según los promotores, en los últimos diez años se han gastado ya más de 600.000 euros en proyectos que no han servido para nada debido a las continuos cambios de opinión de las distintas consejerías implicadas en la autorización de nuevos campos de golf en Andalucía.
 
La segunda cuestión a aprobar era la ratificación de la enajenación mediante subasta bajo control notarial de la finca de Cañogordo, inicialmente descartada para el proyecto del campo. Los terrenos serán vendidos en el mes de octubre tras su reparcelación en 8 subparcelas.
 
La tercera y última tenía que ver con la aplicación del dinero de la venta de esta finca y el futuro de las dos restantes –La Casa y Las 42– En este sentido la asamblea acordó proceder con estos ingresos a la cancelación de un préstamo suscrito en su día con Cajasur, así como la adaptación de las fincas restantes para su explotación agrícola a partir del próximo otoño y hasta que se decida la enajenación definitiva de las mismas en el momento en el que el mercado de terrenos para uso agrario lo permita.
Paralelamente se procederá a la reducción progresiva y proporcional del capital social de las dos sociedades promotoras mediante el reintegro a los socios de las cantidades aportadas en su día, 10.000 euros para los socios de Lomas del Duque y 7.000 euros para los de Dehesa del Duque.
 
El consejero delegado de Lomas del Duque, Aurelio García, señalaba a LucenaHoy al término de la asamblea que los acuerdos de la asamblea suponen el punto y final a este proyecto ante la evidencia de que la Junta de Andalucía ha sido incapaz de aprobar un solo campo de golf desde el año 2001.
Para García “no se trata de que nosotros seamos unos apestados para la Junta, sino de la total indefinición y falta de compromiso de ésta con una forma de entender el desarrollo turístico y deportivo en nuestra comunidad autónoma, que ha hecho que en los últimos años sólo se hayan construido campos proyectados con anterioridad de 2001”.
 
García indicó que los socios recuperarán el dinero invertido en este proyecto “no van a ganar, pero la venta de los activos garantizará que recuperen sus aportaciones”. No obstante, durante la asamblea se planteó la posibilidad de que un cambio de partido en la Junta de Andalucía el próximo año pueda hacer cambiar las expectativas del proyecto, por lo que se deja abierta la posibilidad de retomarlo en otras circunstancias "aunque en este momento el mandato de la asamblea es el de proceder a la liquidación ordenada de los activos de las dos sociedades promotoras".
 
En el transcurso de la reunión de accionistas se dio lectura a una carta del exalcalde José Luís Bergillos, en la que este mostraba su apoyo al proyecto, y se dio cuenta de la moción que el PP presentará en el próximo pleno en el mismo sentido.

La asamblea también aprobó la cuenta de explotación de ambas sociedades en 2010, periodo en el que Lomas del Duque tuvo unas pérdidas de 52.796 euros como consecuencia del pago de indemnizaciones por despido a los trabajadores que se ocupaban de los viñedos,  mientras que la sociedad Dehesa del Duque obtuvo un beneficio de 509.796 euros, fruto precisamente de las subvenciones europeas recibidas por el arranque de la viña.
.
{youtube}i3QP8qeM0mw{/youtube}
.
.