miércoles 20.10.2021

LOS VECINOS INICIALMENTE DESALOJADOS HAN PODIDO PASAR LA NOCHE EN SUS VIVIENDAS

El hombre herido en la explosión de ayer será trasladado a la unidad de quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla

Los vecinos consideran "un auténtico milagro" que en el momento de la explosión estuviese fuera de la vivenda la mayor parte de la familia y nadie resultara herido por la onda expansiva. Una niña herida también recibió asistencia sanitaria.

IMG_8925
Una vista de la calle en la que se produjo la explosión
El hombre herido en la explosión de ayer será trasladado a la unidad de quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla

El hombre herido ayer como consecuencia de la explosión producida a las dos de la tarde de ayer, sábado, en un edificio de pisos de protección oficial en la barriada del Valle, José P.S., de 61 años de edad, se encuentra estable dentro de la gravedad, aunque fuera de peligro y será trasladado en las próximas horas a la unidad de quemados del Hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense. 

El herido presenta quemaduras de segundo grado en la cara y afectación en las vías respiratorias, motivando esta última su traslado esta mañana desde la Unidad de Críticos del Hospital Reina Sofía a la UCI del centro sanitario cordobés.

Fuentes sanitarias han informado de que el siniestro dejó una segunda persona herida, una niña de 8 años, si bien fue atendida in situ por los servicios sanitarios, y no precisó de ingreso hospitalario, como indicaron a última hora de la noche de ayer algunas agencias sanitarias, y publican hoy numerosos medios de comunicación.

De igual modo, los Bomberos han indicado al 112 que la explosión afectó a dos viviendas aledañas a la siniestrada, si bien los vecinos de éstas, que tuvieron que ser inicialmente desalojados, pudieron regresar a las mismas en la noche de ayer, en tanto que el resto de los residentes en la vivienda en la que se produjo la detonación, la hija del hombre herido y sus cuatro hijos, menores de edad –que no se encontraban en el interior en el momento de la explosión– han pasado la noche en un hotel a instancias del Ayuntamiento de Lucena.

Además, los bomberos han confirmado que la explosión se debió a una acumulación de gas natural, con el que están equipado este bloque de viviendas propiedad de la agencia andaluza de vivienda AVRA. Todo apunta a que el intento de encender un cigarrillo habría actuado como detonante de la deflagración, que reventó literalmente el piso, desplazando la onda expansiva los cascotes de los muros exteriores a varias decenas de metros, ocasionando importantes daños a un vehículo estacionado en la vía pública y de menor cuantía a otros coches y viviendas.

Durante toda la tarde se ayer, una decena de bomberos se afanaron en sanear la fachada del edificio, eliminado cualquier riesgo posterior para los ocupantes del edificio, y retirar los escombros que la explosión dejó tanto en el interior del bloque de pisos como en la acera exterior del mismo. Todo indica que la detonación no ha afectado a la estructura del edificio, limitándose los daños a la vivienda siniestrada, y al salón y cámara de aire de las dos viviendas contiguas.

"UN MILAGRO"

Ayer, un vecino de los afectados hablaba de "un auténtico milagro" para referirse al hecho de que en el momento de la explosión estuviese fuera de la vivienda la mayor parte de la familia o nadie resultara herido por la onda expansiva. "Normalmente esa acera y el patio interior están llenos de niños jugando", explicaba otra vecina a LucenaHoy. Otro residente en el edificio aseguraba que "en el momento del reventón, en torno a las dos, estábamos poniendo la mesa para comer y se levantó una cuarta del suelo". El miedo hizo que muchos vecinos salieran a la calle o se asomarán a la calle, alarmados por el ruido: "Fue un bombazo ensordecedor, y retembló todo el piso" exponía en uno de los corrillos de vecinos una joven vecina del inmueble.

Ahora la investigación pericial deberá determinar las causas del escape de gas natural que ocasionó la explosión, que ayer llevó la consternación al barrio del Valle y pudo haber convertido la tranquila tarde del sábado en una tragedia.