martes 19.10.2021
Lucena Hoy

OPERACIÓN POLICIAL EN LA CALLE MEDIABARBA

Decretada prisión para 2 de los 6 detenidos en la calle Mediabarba por su presunta implicación en delitos de robo con violencia, detención ilegal y lesiones graves a personas a las que atraían a través de una web de citas

Según ha señalado la policía, una vez que las víctimas llegaban a la vivienda, les tapaban la cabeza y mediante golpes, amenazas y torturas les robaban la documentación, dinero, teléfono móvil y tarjetas bancarias. Se han incautado varias armas blancas, un revólver simulado y las caretas que usaban para ocultarse

operacion mediabarba
Parte de las armas, material y dinero incautados a este grupo criminal
Decretada prisión para 2 de los 6 detenidos en la calle Mediabarba por su presunta implicación en delitos de robo con violencia, detención ilegal y lesiones graves a personas a las que atraían a través de una web de citas

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Lucena ha dictado hoy el ingreso en prisión para dos de los seis detenidos en la mañana de ayer en un piso del número 106 de la calle Mediabarba, como integrantes de un grupo criminal que se dedicaba a cometer robos con violencia, valiéndose de una web de citas íntimas para atraer a sus víctimas. Además, uno de los detenidos, menor de edad, al que se considera como uno de los líderes del grupo, ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores, siendo ingresado en un centro.

La investigación tuvo comienzo el pasado mes de marzo, cuando agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Lucena-Cabra tuvieron conocimiento, a través de varias denuncias, de diversos robos con violencia que se estaban produciendo en el citado inmueble.

Según ha informado a medio día de hoy la Policía Nacional y adelantaba esta mañana LucenaHoy, los autores de estos hechos habían creado una anuncio en un pagina web para tener “citas íntimas” en el referido domicilio. Una vez que las víctimas llegaban a la vivienda, les tapaban la cabeza y mediante golpes y amenazas les robaban la documentación, dinero, teléfono móvil y tarjetas  bancarias, atándolas de pies y manos y obligándoles a facilitarles el “PIN” de la tarjetas. Las víctimas permanecían en estas condiciones en el domicilio, mientras otro miembro de la banda se desplazaba a un cajero cercano y extraía el dinero utilizando el "número secreto" previamente obtenido con violencia. Tras conseguir el dinero, dejaban libre a las víctimas bajo amenazas de que no denunciaran todo lo que les había sucedido.

Tras recabar las pruebas necesarias, la policía solicitó mandamiento de entrada y registro del domicilio, en un operativo iniciado a primera hora de la mañana, en el que participaron hasta seis vehículos policiales y numerosos agentes, que incluso ocuparon varias terrazas colindantes con el inmueble para evitar la huída a través de esta vía de los integrantes del grupo.

Dos agentes vigilan el edificio de la calle Mediabarba en el que se produjeron los hechos

Dos agentes vigilan la entrada al inmueble y la cochera del edificio en el que se cometieron los delitos

Tras el registro se procedió a la incautación de 4 machetes de caza de grandes dimensiones y cuatro navajas, un revólver simulado, tres caretas con las que los atacantes se ocultaban el rostro para no ser reconocidos por las víctimas, varios teléfonos móviles y aproximadamente unos 1.000 euros en efectivo.

También se ha intervenido un vehículo utilizado por los delincuentes, donde una de las víctimas después de ser sometida a todo tipo de torturas, fue introducida en el maletero y abandonada con heridas muy graves en un olivar situado a las afueras de Lucena.

Al menos media docena de víctimas de este grupo habían presentado denuncia por estos hechos, aunque se desconoce por el momento cuántas han podido sufrir robos y agresiones.

Todos los detenidos, cinco hombres y una mujer –varios de ellos miembros de una misma familia– han pasado esta mañana a disposición de la autoridad judicial. Se da la circunstancia de que uno de los líderes del grupo llevaba varios meses oculto en su vivienda, ya que le constaban hasta siete reclamaciones en vigor por varios Juzgados. 

Todo apunta a que los hechos que se les imputan están relacionados con alguno de los audios que, con mayor o menor veracidad, se han difundido en los últimos días profusamente por las redes sociales.