Viernes 10.04.2020

El acusado de agresión sexual a una joven acepta 7 años de cárcel

El acusado de agresión sexual a una joven acepta 7 años de cárcel
.
El acusado de abusar sexualmente de una joven lucentina acepto ayer el cumplimiento de siete años de prisión después de que el Ministerio Fiscal –que solicitaba nueve años– y la defensa, alcanzaran ayer un acuerdo antes del juicio, que debía celebrarse en los Juzgados de lo Penal de la capital cordobesa. El encartado, G. M., también ha sido condenado a la inhabilitación durante el tiempo de condena y no acercarse a la víctima ni a su familia a menos de 500 metros durante diez años.

Como ya informamos ayer los hechos se remontan al 4 de octubre de 2009.  Según la calificación fiscal, los hechos ocurrieron sobre las 6:35 horas, cuando el acusado, G.M., de 24 años de edad y nacionalidad rumana, residente en la pedanía de Jauja, conducía por la calle Donantes de Sangre de Lucena y supuestamente asaltó, golpeó e introdujo por la fuerza en su coche a la víctima, identificada como A. y con 21 años en el momento de los hechos.

Tras ello, A. intentó pedir auxilio por móvil, pero su presunto agresor se lo impidió y rompió el aparato, al tiempo que se marchó a gran velocidad del lugar y conduciendo en sentido contrario, hecho por el que se ha abierto otro procedimiento.

Posteriormente, el coche se empotró contra una farola en una glorieta de la urbanización de El Cahiz, momento en el que la joven salió corriendo, aunque el procesado la alcanzó, la golpeó, la tiró al suelo y la agredió sexualmente, causándole diversas lesiones y un trastorno por estrés postraumático.

Los agentes de la Policía local fueron alertados del accidente del automóvil y se presentaron en el lugar, hallando al presunto autor del suceso en las inmediaciones junto a la víctima.

Por estos hechos, el fiscal acusaba al implicado de la supuesta comisión de un delito de agresión sexual y pedía que se condenara al acusado a una pena de prisión de nueve años, que ha sido sustituida por la ya mencionada de siete años tras el acuerdo entre las partes.

Este hecho levantó en su dia una gran alarma y consternación en el conjunto de la sociedad lucentina.
.
.