Viernes 19.04.2019

La Guardia Civil recibe una decena de denuncias por robos en el olivar. Se han practicado 27 detenciones

La Guardia Civil recibe una decena de denuncias por robos en el olivar. Se han practicado 27 detenciones
 
Los agricultores de Lucena andan en estos días preocupados por el repunte de los robos de aceituna en el término municipal. Según fuentes cercanas a la investigación consultadas por LucenaHoy, son una decena los robos denunciados en las dependencias del cuartel de Lucena por agricultores lucentinos en el transcurso de las últimas semanas, habiendo sido declarada la sustracción de un total de 23.000 kilos de fruto.
 
Las mismas fuentes han indicado que esta escalada supone "una circunstancia coyuntural sobre la que la Guardia Civil ha intervenido y esta interviniendo". De hecho, la actividad de la Benemérita en la prevención e investigación de este tipo de delitos continúa siendo intensa y muestra de ello es la recuperación en la zona de influencia de Lucena de 7.000 kilogramos de fruto. Asimismo, se ha denunciado a 27 personas por la comisión de estos hechos.
 
Se destaca igualmente que en esta zona se han reforzado los servicios de prevención, tanto con el Equipo ROCA, dedicado en exclusividad a la investigación y prevención de este tipo de ilícitos, como con patrullas de Seguridad Ciudadana y con otras especialidades del cuerpo armado, como el Escuadrón de Caballería desplazado desde Valdemoro, equipos de Policía Judicial en labores de investigación, efectivos del SEPRONA y de los Grupos Rurales de Seguridad. También se han reforzado los equipos mixtos de inspección en fincas y almazaras.
 
DAÑOS EN EL OLIVAR
Más alla del valor de la aceituna sustraida, para los agricultores resulta especialmente gravoso el daño que este tipo de robos ocasionan sobre el olivar. En este sentido, el presidente de la Cooperativa Olivarera "Virgen de Araceli", Antonio Cañete, ha indicado a LucenaHoy que "tenemos constancia por los propios socios agricultores de que se están produciendo más robos de lo que venía siendo habitual, a pesar de que la cosecha es escasa y la vigilancia permanente". Destaca Cañete la paradoja de que "en la pasada campaña, con una producción mucho más elevada, apenas se denunció robo alguno".
 
Según el presidente de la cooperativa lucentina, una de las más grandes de la provincia, "parece que son grupos bien organizados, que en pocos minutos son capaces de hacerse con varios miles de kilos de aceituna, aunque para ello hagan polvo la finca, como ha ocurrido en alguno de los últimos robos de los que hemos tenido conocimiento". La circunstancia se viene repitiendo en los últimos años. El hecho de que la variedad hojiblanca, predominante en Lucena, sea más tardía que otras como la picual o la marteña, hacen que estas cuadrillas especializadas en el hurto de aceituna se desplazen hasta el sur de la provincia de Córdoba en las últimas semanas de campaña, concentrándose en zonas como Lucena. 
 
Según Cañete, la actual campaña concluirá hacia finales de enero o primeros de febrero.