Jueves 12.12.2019

PERÍODO 2014-2015

Servicios Sociales publica un estudio sobre las personas mayores de 80 años que viven solas y los usuarios de la ayuda a domicilio

Teresa Alonso introdujo la materia indicando que “los avances científicos sociales nos están permitiendo disfrutar de una etapa de revolución de la longevidad, originando la llamada cuarta, edad”

Araceli Fernández, Mónica Montes, Teresa Alonso, Carlos Villa y Juan Antonio Castillo.
Araceli Fernández, Mónica Montes, Teresa Alonso, Carlos Villa y Juan Antonio Castillo.
Servicios Sociales publica un estudio sobre las personas mayores de 80 años que viven solas y los usuarios de la ayuda a domicilio

Los hábitos, recursos utilizados y necesidades relativos a las personas mayores de 80 años que viven solas -398 en Lucena- y los usuarios de la prestación municipal de ayuda a domicilio -377 en total- son algunos de los aspectos que se han analizado en el estudio realizado por Servicios Sociales y que comprende los años 2014-2015. Los concejales responsables del departamento durante dicho período, Carlos Villa, el anterior, y Teresa Alonso, la actual, han presentado el texto, junto a Araceli Fernández y Mónica Montes, trabajadoras sociales que, a través del Emplea Joven, se incorporaron a la delegación y efectuaron las 546 entrevistas personalizadas registradas, y Juan Antonio Castillo, director provincial de Clece, empresa que ha coadyuvado a la publicación del documento.

Teresa Alonso introdujo la materia indicando que “los avances científicos sociales nos están permitiendo disfrutar de una etapa de revolución de la longevidad, originando la llamada cuarta, edad”. Por tal razón, afirmó que las Administraciones “deben dar respuesta” a sus propias características y demanda erigiéndose como “la meta más ambiciosa mantener la mayor independencia funcional posible hasta el final de la vida”.

Para finalizar, apuntaba que en las páginas de esta investigación se enumeran distintos propuestas disponibles en Lucena como un movimiento asociativo importante, talleres impartidos por distintas asociaciones y organizaciones y la propia oferta de la Ley de Dependencia: teleasistencia, elementos de ayuda a la movilidad, servicios complementarios, unidad de estancia diurna y la mencionada la ayuda a domicilio.

Seguidamente, el político de Izquierda Unida, Carlos Villa, encargado del área de Servicios Sociales entre 2011 y 2015, agradeció a Alonso “la invitación” cursada tanto a él mismo como a su grupo para anunciar la finalización de este proyecto. Villa explicaba que “dentro de sus prioridades, si es que existen tales” en este ámbito, “una iba a ser realizar este tipo de trabajo”. Las primeras conversaciones las mantuvo con María José Rodríguez, directora del centro municipal, y se logró materializarlo con Araceli Fernández y Mónica montes. “El objetivo era constatar y recabar, en primera persona, cuáles eran los hábitos de vida y necesidades las personas mayores de 80 que vivían solas y, por otro lado, la valoración del funcionamiento del servicio municipal de ayuda a domicilio que exponían los usuarios”. Para, consiguientemente, “utilizar los datos para mejorar”

Riguroso, completo, de fácil comprensión y muy objetivo. De este modo, ensalzó Carlos Villa el estudio concluido. “Se ha contactado con todos los usuarios del servicio de ayuda a domicilio y prácticamente la totalidad de los mayores de 80 años que figuran en el padrón”, desveló. Por último, manifestaba que “la mayoría de los usuarios de la ayuda a domicilio destacaban que la prestación es buena o muy buena y también ha habido personas que han opinado que se puede mejorar”.

Araceli Fernández remarcó que su misión, y la de su compañera, consistía en acudir a los domicilios de las personas mayores de 80 que habitaban sin compañía y a la de los usuarios de la ayuda a domicilio. La valoración, según se extendía, a cuestiones como las barreras arquitectónicas, las ayudas técnicas o el contacto con diversas empresas como, por ejemplo, ortopedias. En su intervención, Mónica Montes dijo que “era más complicado” contar con las personas mayores de 80 años. “Les preguntábamos cómo se encontraban de salud, por la edad, hábitos, ocio y si tenían ayuda de cuidadores privados o familiares”. Para terminar, destacó la labor de Carmen Cabeza, profesional de Servicios Sociales encargada de la ayuda a domicilio.

Cerró la comparecencia Juan Antonio Castillo, quien elogió al Ayuntamiento “por el estudio “tan cercano y minucioso sobre las personas que tienen un gran valor, las mayores, que suponen un orgullo y son un gran tesoro para la sociedad, por su gran experiencia”.