Lunes 16.12.2019

FUENTES FAMILIARES HAN INDICADO QUE NADA HACIA PRESAGIAR EL FALTA DESENLACE DE LA PAREJA

Esta tarde se celebrará el funeral por la mujer asesinada el sábado por su compañero sentimental en Baena

El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, ha informado de que tras la autopsia a los cadáveres "se han confirmado las hipótesis iniciales de que el crimen del que ha sido víctima Antonia Bujalance ha sido un episodio más de violencia de género de los que sufre este país".

Una cámara de televisión a las puertas de la vivienda donde ocurrieron los hechos
Una cámara de televisión a las puertas de la vivienda donde ocurrieron los hechos
Esta tarde se celebrará el funeral por la mujer asesinada el sábado por su compañero sentimental en Baena

A las cinco de la tarde tendrá lugar en la iglesia parroquial de Santiago la misa de funeral de la joven lucentina Toñi Bujalance, de 28 años de edad, presuntamente asesinada por disparos de una escopeta de caza en la tarde-noche del pasado sábado a manos del hombre con el que convivía desde hace ocho años, Francisco Pineda, de 51 años de edad, también natural de Lucena, que según los indicios que maneja la investigación se suicidó instantes después con el mismo arma.

El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, ha informado de que tras la autopsia a los cadáveres "se han confirmado las hipótesis iniciales de que el crimen del que ha sido víctima Antonia Bujalance ha sido un episodio más de violencia de género de los que sufre este país".

Las primeras hipótesis de la investigación indican que la joven podría haberse ausentado el viernes del domicilio que compartía con su asesino desde hace unos tres meses, una casa ubicada en el campo, en el paraje conocido como La Maturra, en el término municipal de Baena, y habría encontrado la muerte un día más tarde, tras volver al cortijo, presuntamente para recoger algunos objetos personales. Sin embargo, fuentes familiares han desmentido a LucenaHoy esta hipótesis y aseguran que la pareja tenía previsto desplazarse a Lucena esa misma tarde para participar en el cumpleaños de uno de sus sobrinos. 

Fue precisamente su tardanza –se les esperaba en torno a las seis de la tarde– y el hecho de que no contestasen al teléfono, lo que hizo que los familiares de la joven se preocuparan, temiendo que pudieran haber sufrido un accidente, y decidiesen trasladarse a la vivienda. No obstante fue una pareja de amigos de Baena, avisados por la familia, la primera en llegar al lugar de los hechos y encontrar los cadáveres, dado aviso a la Guardia Civil.

NADA HACIA ESPERAR ESTE DESENLACE

Las mismas fuentes han señalado que nada hacía esperar este desenlace. La familia desconocía la existencia de problemas entre la mujer asesinada y su verdugo, y no existían antecedentes por malos tratos o violencia de género. De hecho unos días Toñi y Francisco habían participado en una fiesta familiar con total normalidad. Las celebraciones familiares no eran extrañas a pesar de que, desde que hace ocho años, la pareja había vivido alejada de Lucena, residiendo en distintos cortijos y casas en el campo, buscando una cierta soledad y contacto con la naturaleza.

Toñi era una gran amante del mundo del caballo y de la ganadería y pretendía montar una explotación caprina. Por su parte, su asesino, casado con anterioridad a su relación con la víctima y padre de dos hijos, había trabajado como albañil y en tareas relacionadas con el campo, últimamente en Baena, para el propietario de la vivienda en la vivían como caseros, vecino de Priego de Córdoba.

REPULSA GENERALIZADA

Desde el Ministro de Sanidad, Servicios e Igualdad, Alfonso Alonso, al delegado del Gobierno, Antonio Sanz, pasando por la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Rafaela Crespín, o la Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a las Mujeres, los gestos de enérgica condena y repulsa por este caso de violencia machista, el prímero de este año en Córdoba y el número 44 a nivel nacional, han sido unánimes.

Este último colectivo ha pedido que este caso «no sea un número más en la vergonzosa cifra de víctimas de un problema que hace mucho que traspasó los muros de lo íntimo y personal para convertirse en una vergüenza nacional». Recordaron que una sociedad que tolera que sus mujeres sean maltratadas y asesinadas por sus hombres no puede llamarse a sí misma igualitaria ni estar orgullosa.

Este colectivo estará hoy en los plenos y la concentración de condena que se celebrarán en los Plenos Extraordinarios convocados por los ayuntamientos de Baena (19.00 h.) y Lucena (20.00 h), al que no asistirán miembros de la familia, destrozada por el dolor.

Recordamos que el teléfono para denunciar el maltrato por violencia de género es el 016, un número gratuito y que no deja huella en la factura.