Lunes 09.12.2019

Un investigador explicará hoy la vía de la comunicación para curar la depresión

Un investigador explicará hoy la vía de la comunicación para curar la depresión

.

MANUEL GONZÁLEZ
'La depresión: el gran mal del siglo XXI'. Este es el título de la conferencia que este jueves pronunciará en José Luis Sánchez Torres en Lucena. El ponente se definió como un 'investigador de la depresión y de su curación' y aseguró que no es médico ni trata de serlo. La cita está programada para las 20:30 horas en el salón de plenos del ayuntamiento de Lucena.

La concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Lucena, María del Carmen Aguilera, apuntó que Sánchez Torres verterá 'ideas, opiniones y soluciones' sobre la enfermedad. Este estudioso desveló que 'paralelamente a su actividad profesional y como consecuencia de un problema personal gravísimo con la depresión', comenzó, hace más de dos décadas, un análisis intenso y profundo sobre la depresión, qué es, por qué se produce y cómos superarla. La disertación está promovida por la Delegación de Sanidad del Consistorio lucentino.

Según José Luis Sánchez Torres, sus avances han sido fructíferos, primero en él, ya que estaba diagnosticado como enfermo de una 'depresión crónica' e incluso llegó a ser calificado de pensionista. 'Recaía con mucha frecuencia y me consideraban un caso perdido'. Sin embargo, indicó, que su mal terminó hace ya tiempo, gracias a su tesón y a la ayuda que recibió. En cualquier cosa, sostuvo que la farmacología 'no tiene poder' para solucionar una depresión y limitó su efecto a solo 'una ayuda'.
 
'La depresión es una enfermedad muy mal valorada y muy poco conocida, a pesar de su elevadísima presencia entre la población', manifestó José Luis Sánchez Torres. Igualmente, la definió como 'cruel' y la situó como aquella alteración de la salud que más hace sufrir al ser humano y que más suicidios provoca cada año en el mundo.

El conferenciante insistió que la depresión es curable y que su método es 'algo muy positivo y demostrable'. En España, declaró, es la primera vez que una persona no profesional es capaz de ayudar a una persona a salir de una depresión y aclaró que recupera a personas con depresiones profundas y graves.

Este orador desveló que su tratamiento está basado en la comunicación, en hablar con la persona y mantuvo que no hacen falta 'tantos psiquiatras ni psicólogos'. Únicamente aceptó la actuación del médico de cabecera para prescribir alguna medicación.

'La depresión es trágica, es terrible, es más potente que el dolor que se experimenta cuando una persona pierde a un ser querido', expuso. En su caso, solo progresaba, según reconoció, leyendo sobre este síndrome. 'Es una enfermedad que quita la ilusión, al afectado no le distrae nada, deja de gustarle todo y siente miedo y un complejo de inferioridad', relató. Sánchez Torres reiteró que las pastillas solo 'adormecen el problema', pero no lo solucionan. Finalmente, afirmó que le gustaría que el equipo de Salud Mental de Lucena acudiera a su conferencia y puntualizó que el insomnio es el síntoma que primero aparece y más tarde desaparece en la depresión, y que, en este caso, sí ha de tratarse con medicación.

.