Sábado 29.02.2020

'14 años sin dar golpe'

'14 años sin dar golpe'
.
Carlos Gardel inmortalizó un período de tiempo en su tango Volver. Nos dejó claro "Que 20 años no es nada".  Ahora, un funcionario alemán acaba de poner en la historia de la vagancia otro plazo más corto: 14 años, que son los se ha tirado sin pegar golpe. Así lo ha dicho, mediante e-mail, al despedirse de sus 500 compañeros de trabajo. Al enterarse este ingeniero topógrafo de 65 años que iba a ser prejubilado, lleno de despecho, ha confesado que desde 1998 no hacía nada en su trabajo, que estaba presente pero no estaba allí. Eso sí, al final de mes, para embolsarse más de 50.000 euros, seguro que no faltaba.
 
Yo me pregunto: ¿Cómo se las apañaba este tío en la Oficina del Inspector Municipal de Renania-Westfalia?  Hace falta cara para decir lo que ha dicho. Y también, espaldas y culo. No creo que se dedicara a hacer footing por los pasillos consistoriales, pues habría sido muy llamativo salir por pies. Más bien es posible que, dentro de un despacho, se echara a dormir para el confort de su ancha espalda o a leer novelas "de acción" para criar un buen trasero.
 
Pero, desde luego, resulta escandaloso que este empleado confiese haber cobrado 745.000 euros del Estado alemán, el cual se propone como modelo eficiencia y rentabilidad y que exige a los restantes naciones europeas austeridad y productividad máximas.
 
Ha dicho este elemento que ahora va a recobrar la libertad. O sea, que aunque no sufría presión ni estrés laboral, el topógrafo se sentía como preso y ahora lo va a pasar mejor todavía. Y ha acusado a las autoridades de ineficiencia y de tenerlo marginado.  No le falta razón. Hace falta ser un Jefe ineficiente para no darse cuenta de que un subordidado llevaba 14 años sin hacer nada. El alcalde de Menden, por el contrario, dice que este funcionario en los 38 años que ha estado bajo sus órdenes, no le presentó ninguna queja sobre su falta de trabajo. Y ha anunciado que NO habrá sanción para este ex-servidor público. ¿Servidor?  ¿serán capaces de darle alguna medalla de despedida?
 
En todas partes los funcionarios tienen mala prensa y peor fama.  En España también y eso no es justo, pues en todas las profesiones hay ovejas negras.
 
En Lucena,  por ejemplo, hay varios organismos en los que he podido comprobar buen ritmo de trabajo.  Es el caso de Correos y la Tesorería General de la Seguridad Social. Están organizados y cumplen bien su cometido. Supongo que en el INEM (ahora SPEE)  tampoco se pueden permitir mucho respiro.
 
A pesar de todo, los funcionarios alemanes parecen ser el ejemplo a seguir, según la UE.  Está visto que en todos sitios hay gente vaga y que para algunos 14 años no es nada.  Nada ejemplar, desde luego.
.
Para acceder al blog personal de Alfonso Jiménez, picar el siguiente enlace: LA CARPITERÍA
.
.