Miércoles 13.11.2019

¿Esto no es ningún delito?

¿Esto no es ningún delito?

Según Del Rivero, "FG ganó 250 millones durante sus 22 años de permanencia en el banco."
Ahora disfruta 80 millones de jubilación, 16 escoltas de seguridad y 4 coches a su servicio.


Muchos empleados bancarios hacen horas extras que no cobran ni reclaman por temor a despido o represalias.

La noticia ha sido una bomba, pero la mayoría de los medios de comunicación la han dejado caer con mucha cautela para que sea poco conocida, una maniobra que suelen hacer cuando se tocan casos que afectan a sus anunciantes. Muy pocos medios la han publicado y es la siguiente:

Francisco González, (en adelante FG) el ya expresidente jubilado del BBVA y el que hace poco se ha visto forzado a dimitir también de su presidencia de honor por sus implicaciones turbias con el comisario Villarejo, continúa disfrutando, además de los 80 millones de su jubilación bancaria, de un servicio de seguridad formado por 14 escoltas para él y 2 para su mujer. Además dispone de 4 coches de alta gama a su completo servicio.  Esto lo paga el banco y le supone un coste estimado de 2 millones de euros al año.

El bombazo ha sido tremendo pero con sordina para no asustar demasiado. Y, además, escandaloso por producirse en las mismas fechas en que de la banca en general, que ya no paga casi interés alguno por los depósitos a sus clientes, ahora se dice que está estudiando cobrar una comisión por guardar el dinero de los ahorradores. Y también por haberse hecho público que los empleados bancarios hacen miles de horas extras sin cobrarlas, cuyo pago no reclaman por temor al despido o represalias y con lo cual también hay un quebranto a la Seguridad Social de 130 millones de euros al año.
  
Y cualquiera se pregunta. Qué méritos ha contraído el señor FG para que el BBVA le otorgue esas increíbles ventajas. Veamos:

1.- Aunque tenía alguna experiencia como corredor de comercio y de agente de cambio y bolsa, su gran amistad con Aznar le facilitó el acceso a la presidencia del banco público Argentaria en 1996.

2.- Tres años después pasa a co-presidir el BBVA en bicefalia con Josè María Ibarra y, al jubilarse éste último en el año 2005,  FG se queda como  presidente único en la nueva entidad creada.

3.- Tras más de veinte años ejerciendo como cabeza suprema, el BBVA, crisis de por medio, vale hoy casi la mitad del valor que se le estimaba en Bolsa que por entonces casi duplicaba al banco Santander y que en la actualidad están casi igualados.

4.- Según lo expuesto por el accionista Luis del Rivero,  expresidente de Sacyr, en la última Junta General del BBVA,  "Francisco González ha ganado 250 millones de euros durante sus veintidós años de permanencia en el BBVA mientras que este banco vale un 33% menos".

Para qué seguir. Esto más que aciertos parecen errores o efectos de una administración desleal o negligente. ¿Esto no es ningún delito? pregunto yo a un amigo más preparado. De eso nada, me responde: el banco valora y paga los méritos de FG y él los disfruta. Todos callan. Solo protesta Del Rivero. ¡Qué bien!

Más artículos de Alfonso Jiménez en su blog: http://alfonjimenez.blogspot.com