Viernes 15.11.2019

Más deuda y más corrupción

Más deuda y más corrupción

¿Qué es lo que está pasando? ¿En qué país estamos viviendo? España es una ciénaga donde rebosa la corrupción y no hay institución que se escape del fango.Cada día un carro de chapapote económico vuelca su negra mercancía en la puerta de la prensa y la radio. Las distintas cadenas de televisión multiplican sus conexiones sin saber qué caso es más urgente de anunciar. Desesperante.

Ahora hemos conocido que Ausbanc y Manos Limpias, dos organizaciones que se declaraban como adalides anticorrupción, están de mierda hasta las cejas. Ambas se personaban como acusación popular en muchos casos juzgados contra corruptos, presentándose como garantes de los derechos ciudadanos y ahora resulta que son unos chantajistas totales. Aquí ya no es el caso de la mangancia y del choriceo por abajo. Esto es corrupción y chantaje escandalosos.

Somos un país muy enfermo. España está en la UCI y le va a resultar muy difícil salir a flote porque nuestros gobiernos, partidos y dirigentes no dan ejemplo. Sin embargo, muchos no piensan así. Es el caso del ministro de Justicia, que acaba de decir que esto marcha muy bien y que "el pueblo español debería estar agradecido a la buena gestión realizada por el gobierno en cuanto a crecimiento económico, creación de puestos de trabajo y lucha contra la corrupción".

¿Tan ciegos estamos para no ver las falacias contenidas en esta afirmación? Veamos:

¿Se puede agradecer este crecimiento español, cuando lo que ha subido como nunca ha sido la deuda pública alcanzando el mayor nivel de nuestra historia?: 1,095 Billones de euros. Desde que gobierna Rajoy la deuda por habitante ha crecido un 48% (dato del Banco de España).

¿Se puede agradecer una buena gestión cuando a pesar de los duros recortes sufridos en salarios,  sanidad y educación, Bruselas nos va a imponer una multa de 2.000 millones de euros por el fuerte desvío del déficit público. (dato de la UE).

¿Se deben agradecer los 525.100 puestos de trabajo que el gobierno dice haber creado, cuando durante la pasada legislatura se ha destruido el equivalente a 600.000 empleos a tiempo completo? (dato del INE).

El ministro se equivoca. Es el gobierno el que debe agradecer al pueblo español la capacidad de sacrificio y la moderación con la que ha aceptado todos los recortes impuestos, sin que se haya producido un estallido social por los casos de corrupción que se conocen a diario y cuyos protagonistas siguen sin castigo y algunos hasta protegidos.

Más artículos de Alfonso Jiménez en su blog "La Carpintería": http://alfonjimenez.blogspot.com.es