miércoles 03.06.2020

El Rey Emérito: "Cazatodo" y bien pagado

El Rey Emérito: "Cazatodo" y bien pagado


           "La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad"
                                                                   (art.56.3 de la Constitución Española)



Increíble. Este artículo ya sería suficiente para reformar por vía urgente la actual Constitución Española y para rebajar la "magnífica labor" que, según algunos, realizaron los padres de la patria que la confeccionaron. Y  para sentir desprecio por quienes desde hace 40 años nos han estado loando la grandiosa figura del monarca que propició el pase a esta democracia sin par. Y para sentir vergüenza por muchos motivos. Por ejemplo:

Es lacerante que a pesar de los turbios casos en los que se ha visto implicado el monarca ya emérito ( 23-f  inaclarado,  pabellón lujoso para su íntima Corinna junto a La Zarzuela, costosas cacerías de elefantes, altas comisiones recibidas ¿lícitamente? etc. ) y a pesar de que más de 100 preguntas se han hecho ante el Congreso para que se investiguen esos espinosos asuntos, todo ha sido impedido por la mayoría de los partidos presentes en la Cámara.

Es vergonzoso que todavía haya mucha prensa y medios que nos lo sigan presentando como un  gran monarca, cuando en realidad su reinado ha estado teñido de acciones lamentables y cuasi delictivas.

Lo último que ahora se ha sabido es que "el Emérito" recibió 100 millones de dólares en una cuenta en Suiza y que de ese importe se pasaron 65 millones a favor de su entrañable amiga Corinna por los "cuidados" que, según ella, le estuvo dispensando durante los años en que estuvo depresivo por su mala salud. Y un millón más regalado a otra amiga que no se conoce. Y dos millones a otra dama mallorquina que le hizo feliz algún tiempo.

Increíble, vergonzoso. En España todo se había silenciado por los grandes medios y ha tenido que ser la fiscalía de Suiza la que, alarmada por esta barbaridad, se ha puesto manos a la obra para intentar esclarecer este presunto delito. ¿Dejarán nuestros partidos políticos y nuestra judicatura  que se pueda saber la verdad de lo ocurrido? Difícil parece.

Muchos seguidores monárquicos argumentan que todos cometemos errores y que esos casos "aislados" no deben empañar sus grandes servicios a la patria y que ya pidió perdón por esos fallos. "Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir", dijo el monarca tras su golfa cacería en Botsuana. A pesar de esa confesión, que les pareció sincera y suficiente, muy poco después fue cuando se transfirieron los 65 millones a la cuenta de Corinna en Las Bahamas, precisamente en los penosos años de la crisis, los recortes y los desahucios en España.

Es muy lamentable comprobar el silencio de los grandes medios y de los políticos sobre este asunto que solo algunos modestos digitales han publicado. No se debió proteger a un rey que en activo tenía asignado un presupuesto millonario para la Casa Real, fuera cazaba elefantes y comisiones presuntamente ilícitas hasta amasar una fortuna de 1.800 millones de euros (Forbes), mientras que eludía impuestos y que hasta ahora, ya emérito, ha seguido cobrando oficialmente un sueldo de 192.000 euros anuales del estado español.

Se estima que si esos 100 millones extraños y opacos recibidos del reino saudí hubiesen sido declarados legalmente, el Emérito tendría que haber pagado 50 millones al erario español, pero no lo hizo. Tampoco los regularizó mediante la amnistía fiscal tan baratita del gobierno Rajoy. El coronavirus, el principal problema español de ahora sin duda alguna, ha eclipsado totalmente al Corinnavirus y muy pocos medios españoles han destacado esta lamentable noticia que no habríamos conocido si la fiscalía suiza no lo hubiese destapado.

Resumiendo. Por esa inviolabilidad constitucional incomprensible, al rey no se le puede citar a declarar, imputar, juzgar ni condenar por ningún acto realizado durante su reinado. Tapón legal por completo. Aún así, todavía seguiremos viendo y oyendo cómo miles de "patriotas" aclaman y vitorean.  ¡¡Viva el  Rey!! ¡¡ Viva la Constitución!!  Bochornoso.

Más artículos de Alfonso Jiménez en este enlace: La Carpintería