viernes 07.10.2022

"El mito y el PP"

"El mito y el PP"
"El mito y el PP"
.
Dice el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, en su cuarta acepción, de la palabra mito:

 

4. m. Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.

   

Pues bien, ha quedado demostrado públicamente que la fama de Don Rodrigo Rato y Figaredo como gestor de gran nivel y autor, durante el periodo de gobierno de Aznar, del llamado milagro económico español es solo eso, un mito, desmontado en primera instancia por sus “espanta” del FMI del cual dimitió, alegando razones personales, a mitad de su mandato y finalizando la “faena” con su gestión al frente de Caja Madrid, recientemente nacionalizada tras su quiebra.

 

Caja Madrid  y Bancaja  (las dos entidades de mayor peso en Bankia) son cajas de ahorros en las que desde hace más de una década han mangoneado los políticos del PP. El Sr. Blesa anterior presidente de Caja Madrid y el Sr. Olivas presidente de Bancaja (absorbida por Caja Madrid para disimular su quiebra) y dimitido presidente del Banco de Valencia al  quebrar también este último, son miembros señalados del PP al igual que el Sr. Rato.

 

La cruda realidad de los hechos desmonta la propaganda con la que se sostenía el mito de la buena gestión económica de los lideres del PP. El Sr. Rato es en buena parte artífice de la burbuja inmobiliaria, espejismo detrás del cual, como ahora sabemos, se escondía la ficticia prosperidad de los años de gobierno de Aznar.

 

Ahora hace dos años, el Sr. Rato fue llamado a poner orden, tras una intensa batalla política en el seno del PP madrileño, en el desaguisado producido por la unión del gran conglomerado de cajas gobernadas por el PP y reunidas en el Banco Financiero y de Ahorros matriz de Bankia que acaba de ser nacionalizado para evitar su quiebra tras el paso del Sr. Rato por su presidencia.

 

Comprobamos por la vía más dolorosa posible como, después de cuatro meses del gobierno del PP, no solo la economía no ha mejorado sino que por el contrario ha empeorado y que aquello que funcionaba correctamente, sanidad, educación y dependencia, verdadera herencia de los gobiernos socialistas, se ha deteriorado hasta limites hace poco inimaginables.

 

Con los ministros del gobierno de Rajoy enzarzados en un guirigay diario de dimes y diretes y con el propio Rajoy refugiado en un ominoso silencio, la situación empeora día a día demostrando con ello que la tarea supera sus capacidades mientras dan palos de ciego intentando ganar tiempo ante el ineludible examen de su gestión por la Unión Europea.

 

Durante la etapa de Zapatero se cometieron graves errores en política económica que han llevado, hay que admitir que justamente, al Partido Socialista a la más baja cuota electoral de la democracia, pero desgraciadamente el PP, no ya con palabras sino con los hechos del gobierno, está demostrando que su pretendida solvencia para gestionar los asuntos públicos es tan solo eso, un mito.
.
.