Lunes 24.02.2020

Opinión: "Así es (si así os parece)", por Juan M. Roldán

Opinión: "Así es (si así os parece)", por Juan M. Roldán
Luigi Pirandello mostró en su obra de teatro "Así es (si así os parece)" como el contraste entre realidad y apariencia, entre verdad y mentira, entre verdadero y falso puede ser subvertido recurriendo al razonamiento, es decir, mediante el recurso a la dialéctica que, en la tradición filosófica Hegeliana, no es otra cosa que el proceso de transformación en que dos opuestos, tesis y antítesis, que se resuelven en una conclusión, en teoría verdadera, que es la síntesis.

En anteriores ocasiones he sostenido que Podemos ha tenido, al menos en sus inicios, la virtualidad de introducir un soplo de aire fresco en la enrarecida atmosfera política de nuestro país y me ratifico en tal aseveración. La irrupción de Podemos ha devuelto la política al terreno de las ideas y de los diagnósticos sobre nuestro acontecer político sin que, por el momento, Podemos haya entrado claramente en las recetas necesarias para curar las enfermedades que, según su diagnostico, aquejan a nuestra sociedad y, por ende, a la organización política de la misma.

Ahora bien, y a la vista de su desarrollo, la tesis de Podemos es, al menos desde mi punto de vista, maniquea. Tesis de Podemos: todo lo que no sea Podemos es "Casta" y, por ende, contraria al bien común ya que, por su propia naturaleza, la "Casta" solo busca perpetuarse así misma en el poder para, de esa forma, seguir disfrutando de las regalías que ese poder le otorga y que es a lo único que la "Casta" aspira.

Con ese discurso Podemos intenta aprovechar la justa indignación de los que, sin arte ni parte, han pagado y pagan la crisis provocada por las políticas practicadas por el liberalismo salvaje de la derecha. Podemos acierta en la denuncia, hasta ahí de acuerdo, pero Podemos se dedica a instrumentalizar el inevitable "cabreo" de los perjudicados, que somos la mayoría, para capitalizar, mediante el recurso al populismo, esa justa indignación y llevar el agua del cambio a su molino "ideológico". Nada que objetar si la ideología de Podemos estuviera clara, ofreciera recetas concretas o sus propuestas fueran viables, pero la realidad es otra. La realidad es que la dialéctica Hegeliana a la que recurren, y en la que son maestros, demuestra, a poco que se reflexione, que sus propuestas, es decir sus síntesis, es vacua, vacía de contenido y ajustada a la máxima de Pirandello "Así es (si así os parece)".

Los profesores de ciencias Políticas, que conforman el núcleo dirigente de Podemos, hacen propuesta políticas según el escenario electoral que las encuestas le vaticinan, y así ofrecen un programa rupturista en las elecciones Europeas, en las que no estaba en juego la puesta en práctica de sus ofertas electorales, como pasan a moderarlas y convertirse en socialdemócratas en cuanto atisban una posibilidad de acceder a puestos de responsabilidad política en los que, inevitablemente, deberían confrontar sus recetas con la realidad pura y dura.

Así es (si así os parece) es la receta política de Podemos para capitalizar el descontento que las políticas del PP en primera instancia, y las de la última etapa del PSOE antes, han provocado en gran parte de los electores. Pero la realidad es la realidad con independencia de lo melódica y agradable que suene la canción de Podemos a oídos de los perjudicados por la salvaje política económica y social de la derecha en el gobierno.

Cierto que la irrupción de Podemos en el panorama político ha representado un soplo de aire fresco y que ha oxigenado su enrarecida atmosfera, pero no es menos cierto que, vista la evolución de su cúpula dirigente, se dan todos los ingredientes para sostener, en la línea de su dialéctica Hegeliana, la tesis de que sus soluciones son simple y puro populismo.

Así es (si así os parece) es la receta de Podemos para acceder al poder aunque, si llegan a puestos de responsabilidad, la realidad se imponga sobre sus recetas populistas, pero para entonces ya habrán conseguido sus objetivos, echar a la "Casta" y ocupar su lugar.

Y en eso están los profesores de Ciencias Políticas que manejan Podemos, maestros en la dialéctica Hegeliana, recurriendo a la síntesis del Populismo puro y duro con el único objetivo, como demuestra su camaleónico proceder político, de desbancar a la "Casta" y sustituirla. ¿Para qué? Esa es la incógnita que Podemos se niega a desvelar y que, legítimamente, nos hace sospechar.