Dormir en un buen colchón garantiza calidad de vida óptima

26 de Noviembre de 2022
2022112617462016414.jpg
2022112617462016414.jpg

Tener un correcto descanso nocturno es fundamental para poder llevar una vida activa a nivel laboral y personal. Para ello, el colchón es una herramienta fundamental, así como una ropa de cama que nos permita tener una correcta temperatura corporal a lo largo de toda la noche. Los rellenos nórdicos pasan por ser una alternativa cada vez más asidua en muchos hogares, ya que en las épocas invernales no hay mejor forma de tener una temperatura constante y adecuada en la cama.

En el mercado existen muchas marcas y calidades de rellenos nórdicos, pero como todo en la vida, no todos los modelos son iguales tanto en calidad como en precio. Uno de los que mejor aúna estas dos características es el relleno nórdico Duokay. Esta marca está pensada para que, en una cama doble, cada durmiente pueda elegir cuánto abrigo quiere en su lado, abrochando una pieza individual encima de la doble. Está disponible en muchos tamaños y en dos gramajes diferentes: 125 o 250 gr. Además, podrás elegir la calidad del tejido: microfibra blanco, microfibra colores, 50% algodón - 50% poliéster o algodón 100%.

Y para que la elección del relleno nórdico sea la más adecuada para cada persona dependiendo de las necesidades específicas que requiere cubrir, es importante conocer las características principales que harán que la comodidad sea un aliado cada noche a la hora de dormir.

La Microfibra, como muchos ya lo saben, es un tejido fabricado a base de fibras de poliéster al 100%. Esto quiere decir que el entramado y la calidad están asegurados.

Si la elección es por el compuesto de algodón, conseguirás propiedades regulatorias especiales tanto en la temperatura como en la humedad. 

Pero si lo que prefieres es una combinación de ambos compuestos, la mezcla 50% algodón y 50% poliéster puede brindarte esa sensación de comodidad y suavidad que buscas al mismo tiempo que se consigue una regulación adecuada de la temperatura y la humedad que la fibra natural permite.

En cuanto a los gramajes, y como ya lo mencionamos, el relleno nórdico Duokay ofrece en la opción más ligera de 125 gr. esa protección para quien prefiere dormir más fresco a pesar de las temperaturas invernales, puesto que se puede combinar con la opción de mayor gramaje de 250 gr., así cada durmiente puede elegir el aporte térmico que más le guste.

Una de las siguientes ventajas hará más cómoda la vida de los felices dueños de un relleno nórdico, puesto que es lavable a máquina, en una temperatura máxima de 30°, facilitando la limpieza. Hay que recordar los cuidados adicionales para asegurar la durabilidad, como el no usar lejía ni el lavado en seco, además de plancharlo a temperatura baja.

La calidez y el confort estarán asegurados porque es un tejido transpirable, evitando así la condensación de humedades mientras dormimos.

A esto le sumamos la suavidad y ligereza que le otorgan las fibras ultrafinas y ultra suaves utilizadas en el tejido exterior y en el relleno, dando mayor volumen y recuperación. 

En cuanto a los colores, en caso de haber elegido la microfibra que los permite, las opciones son varias: azul claro, azul oscuro, Ivory, beige, malva, marfil, rosa claro, verde claro y visón, por lo que otorgan un estilo que irá de acuerdo a la decoración que prefiera el usuario.

En cuanto a la usabilidad, este relleno nórdico presenta varios gramajes que dan la opción de utilizarlo en las 4 estaciones, con cualquiera de las opciones de 125 o 250 gr. para usarlos por separado o unidos por corchetes, de forma que puedas conseguir gramajes óptimos para cualquier estación del año.

Y para terminar, la tranquilidad de una garantía de 3 años nos permite disfrutar sin pensar en otra cosa más que en el goce de dormir cómodamente. 

Archivado en