MicroStep y el cambio de paradigma en los tipos de corte industrial

08 de Enero de 2023
Corte industrial
Corte industrial

Las herramientas de corte forman parte de casi cualquier brico-ámbito de nuestra vida. Algo que abarca desde el aspecto más cotidiano y de andar por casa hasta el uso industrial repleto de múltiples máquinas y procesos de automatización. No obstante, su historia resulta relativamente reciente. Teniendo que remontarnos al siglo XIX y la Revolución Industrial para comenzar a ver las primeras. Aunque, eso sí, habría que esperar un poco más para vivir el nacimiento de las primeras que otorgaban algo más de resistencia frente a materiales como el hierro forjado o el bronce.

Y todo ello lo saben muy bien en MicroStep. No en vano, hablamos de uno de los fabricantes y distribuidores líderesen un sector, como el del corte, tremendamente competitivo. Es más, con más de 500 trabajadores y una división afincada en Barcelona, hablamos de una compañia que opera a nivel global. Destacando mercados como el estadounidense, el chino o el Brasileño. Por mencionar solo algunos. A continuación, y bajo el peso que otorga la experiencia y el trabajo bien hecho, compartimos con todos vosotros algunas de las herramientas, y tecnologías, de corte más usadas en la actualidad.

Tipos de corte industrial más usados

Puede parecer que nada ha cambiado en el mundo del corte industrial desde el siglo XXI. Nada más lejos de la realidad. Y prueba de ello son los diferentes tipos de corte térmico (calor) existentes. Destacando el oxicorte, el corte por plasma o el láser. Sin olvidarnos tampoco de otros sistemas revolucionarios (erosivos) como el corte por chorro de agua. ¡Comenzamos!

Chorro de agua

El corte por chorro de agua es, sin ningún atisbo de duda, una de las opciones más escogidas en la actualidad. Un proceso de origen mecánico, que inicialmente supuso toda una revolución, en el que se aplica tecnología de agua a gran presión y velocidad para cortar cualquier tipo de material. Parece sencillo, ¿verdad? Pues esconde más de lo que parece.

Hablamos de uno de los tipos de cortes más versátiles. No en vano, puede ser aplicado en prácticamente todos los procesos industriales. Destacando su uso en los trabajos de mecanización de piezas. Por si fuera poco, se trata de un opción que, a diferencia de otras alternativas, no repercute en el estado del material a cortar. Y es que el proceso se hace en frío.

Oxicorte

El oxicorte es un tipo de corte que no requiere electricidad. Empleando, en su lugar, gases como el acetileno o el propileno para accionar el proceso con la calor generada químicamente al aumentar la temperatura de trabajo. Posteriormente el material fundido es eliminado de la ecuación con oxígeno. Dado que el proceso requiere regular la expulsión de gases, es necesario contar con operarios especializados.

Plasma

Los sistemas por plasma utilizan un chorro de gas ionizado a una temperatura óptima para realizar el corte. Expulsando, en esta ocasión, los sobrantes gracias al propio chorro. Este proceso permite altas temperaturas a velocidades cercanas a la del sonido.

Corte Láser

Dentro de los sistemas de corte térmico el láser es una de las alternativas con mayores ventajas. En esta ocasión, el láser transmite su energía en una cámara con un par de espejos, situados en los extremos. Haciendo, de esta forma, que las radiaciones se amplifiquen. Este proceso permite una gran precisión y cortes más estrechos. Por lo que resulta ideal en materiales muy finos.