Alberto García: un futbolista total con un futuro adelantado

Hace 16 años y 52 días la naturaleza alumbró a un niño y le concedió todas las cualidades necesarias para ser un jugador de fútbol perfecto

13 de Mayo de 2014
a843e5bbab793e287c606e6259993b2f.jpg
a843e5bbab793e287c606e6259993b2f.jpg

 

Hace 16 años y 52 días la naturaleza alumbró a un niño y le concedió todas las cualidades necesarias para ser un jugador de fútbol perfecto. Incluso aquellos que lo conocen profundamente se bloquean cuando han de destacar la característica más luminosa de Alberto García Gutiérrez. Una selección de aptitudes. Tanto en el césped como en las aulas. Su trayectoria académica es análoga al recorrido que ha trazado con las botas. Y la cadena que traba la vida de este prodigio es la humildad. Una virtud que se advierte en su mirada y en sus relaciones cotidianas.


Alberto García subrayó las 19:30 horas del domingo 11 de mayo con un bolígrafo rojo en su diario mental. Rafael Carrillo, Falete, ordenó su debut con la primera escuadra del Lucena en el Complejo Deportivo Núñez Blanca de Armilla. En el club no recuerdan un estreno a tan temprana edad ni cuando el equipo militaba en Regional Preferente, ni en Tercera División. Por supuesto, tampoco en Segunda División B.

La aparición primera de Alberto García pudo suceder antes. Los técnicos de la entidad celestes decidieron permitir que el jugador cadete disfrutara del viaje de estudios planteado desde su centro, el IES Sierra de Aras. En el minuto 75 del encuentro que midió al Granada B y al Lucena, y que concluyó con un 3-1 a favor de los locales, Alberto García sustituyó a Pepe Díaz. Una fantasía del destino. El novato relevó a un compañero que ha intervenido en 124 partidos de Segunda B y que atraviesa la fase crepuscular de su carrera.

"Se inventó un pase de gol para asistir a Javi Gómez y situarlo delante del portero; por centímetros el árbitro decretó fuera de juego". Juan Cantero Rivas, secretario técnico del Lucena CF, resalta esta acción de Alberto García en el día más feliz hasta ahora del chaval. El excapitán del Atlético Lucentino Industrial asegura que la eclosión del canterano ha sido de "las alegrías más grandes de la temporada".

A lo largo de este curso futbolístico, Alberto García ha alternado entrenamientos con los conjuntos A del cadete y del juvenil y, en la última parte de la campaña, con el primer equipo. Después de iniciarse en Los Gorditos, se integró en el infantil del Lucena CF. Su primer preparador fue Álvaro Morales Antrás. Al año siguiente, Francisco Núñez apostó decididamente por él y sin dilación lo captó para el grupo superior de la categoría cadete.

"Desde el primer momento vi que estaba por encima del resto; es el jugador que más me ha impactado", afirma su actual entrenador, Francisco Núñez. "Sus cambios de ritmo impresionan y le permiten dejar a todos sus rivales sentados". Del mismo modo, corrobora la idea de que posee condiciones innatas y desvela que lo han llamado representantes "de todas las clases y de todos los colores" para interesarse por su discípulo. Por el momento, el Real Betis Balompié es la entidad que más ha insistido para atraer a Alberto García. "Quedaron maravillados al verle", señala Francisco Núñez. El jugador lucentino ha asistido a tres sesiones en la capital andaluza y es más que probable que cuando desaparezca este verano cambie la Subbética por Sevilla. "Los trenes los tienes que coger, solo pasan una vez en la vida", sentencia el preparador de las categorías inferiores del Lucena.

"No descarto nada, pero no hay nada decidido", manifiesta con tranquilidad y parsimonia Alberto García. Los que han seguido su proceder, aseveran que es sobresaliente en cualquier posición del terreno de juego. Aquel niño que nació el 19 de marzo de 1998 prefiere desenvolverse como mediocentro defensivo.

Antes de asociarse en un campo de fútbol con Obregón, Sarmiento y Jesús Lanza, este año acudió con la Selección Cordobesa al torneo de combinados andaluces en Granada. Alberto García califica de "recompensa de final de año" sus quince minutos frente al filial granadinista. Desde hace tres meses, se suma los martes, los miércoles y los jueves a los ensayos del cuadro de Falete. Los fines de semana compite con su cadete A o con el juvenil de Luis Carlos Angeli dos Reis. "Todos los miembros del primer equipo me han ayudado, me han apoyado y cada uno me ha aportado una cosa nueva".

Alberto García cursa 4º de ESO en el IES Sierra de Aras. Cuando culmine sus estudios de Bachillerato, quiere realizar el grado en Fisioterapia. Aurelio Fernández, director del centro, comenta que en todas las asignaturas "lleva buenas notas". "Es muy buen alumno que, además de obtener muy buenos resultados académicos, tiene una relación estupenda con todos sus compañeros".

Un futbolista diestro. Competitivo. Con llegada a gol. Formidable en el apartado defensivo y el ofensivo. Recuperador de balones. Astuto con el cuero. Infinitos recursos con y sin el esférico. Goleador. Inimaginablemente versátil. Juani sostiene que es el futbolista con más "desparpajo" que ha visto en los años recientes y al que más opciones le confiere, no solo para asentarse en Segunda División B, sino en divisiones más altas. "Es sencillo, callado y trabajador". "Y posee un amplísimo margen de mejora", añade. En Lucena ha emergido un fenómeno cuyo límite todavía no se ha construido.
MANUEL GONZÁLEZ