El pleno certifica el carpetazo al proyecto del Centro de Transportes de Lucena

El pleno dio ayer por finiquitado el proyecto del Centro de Transportes de Lucena

24 de Febrero de 2015
5a83942fa6baf1a58c73a99ffb2b2c8d.jpg
5a83942fa6baf1a58c73a99ffb2b2c8d.jpg
El pleno dio ayer por finiquitado el proyecto del Centro de Transportes de Lucena. Ya en el año 2010 se dejó sin efecto buena parte de la partida destinada en los presupuestos municipales para este fin, arrastrada de un año para otro a la espera de un desbloqueo del asunto. Ayer el pleno cerró definitivamente el proyecto tras aprobar por unanimidad un acuerdo por el cual en la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana será modificada la actual naturaleza 'dotacional estructural para infraestructuras de transporte' otorgada a las once parcelas adquiridas en 2003 por el consistorio mediante sistema de permuta para la construcción de esta infraestructura junto al parque empresarial “Príncipe Felipe”.
 
Según explicó el concejal de Hacienda, José Cantizani, desde que se firmó el acuerdo de permuta con los anteriores propietarios, se autorizó que estos pudieran desarrollar la explotación de los suelos, todos ellos de olivar, hasta  el inicio de las obras. Ahora constatado que el centro de transportes no se va a llevar a cabo, se suspende ese acuerdo para que sea el ayuntamiento quien continúe con la explotación de las fincas hasta tanto se determine otro uso para los suelos o la venta de los mismos.
 
UN POCO DE HISTORIA
Esta importante infraestructura logística, ha ido pasando por distintas vicisitudes desde que en el año 2003 se decidiera unánimemente su ubicación en el Plan de Actuación Urbanística 6, situado junto al Parque Empresarial Príncipe Felipe, entre la carretera nacional 331 y la autovía A-45 y comenzara la obtención de los 430.000 metros cuadrados de suelo necesarios para el mismo. En ese año el ayuntamiento inició la compra de parte de los suelos –adquiridos mediante permutas por suelo urbanizable– y en 2004 encargó el proyecto de urbanización de la primera fase, compuesta por 220.000 metros cuadrados y en la que estaba prevista la construcción de equipamientos básicos como el edificio de administración del centro, una estación de servicio y una amplia zona de aparcamientos al aire libre para vehículos de gran tonelaje.
 
También se designó un gerente y se mantuvieron múltiples reuniones para lograr la mayor implicación posible de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía y el sector privado en el órgano gestor del centro. Aunque la Junta siempre mantuvo su apoyo al proyecto nunca llegó a definir su participación.
 
Después vendrían las dudas sobre la ubicación del centro, tras la negativa que ha venido manteniendo el ministerio de Fomento sobre la creación de un enlace directo entre el vecino polígono de Cerro Gordo y la autovía A45.
 
El proyecto ya es historia.