Alfonso Jiménez

OPINIÓN: El Banco de España... ¿Supervisa a los suyos?, por Alfonso Jiménez

Escritor
27 de Noviembre de 2022
2022112619151866529.jpg
2022112619151866529.jpg

Como de costumbre, esta noticia/informe sobre los sueldos y ventajas que disfruta el personal del Banco de España (BdE) no la han dado las teles ni los medios subvencionados. Solo lo ha hecho eldiario.es, un digital que se mantiene con las modestas cuotas de seis euros al mes de sus más de 60.000 suscrito/as.

Con mucha frecuencia el gobernador del BdE, el Supervisor, se pronuncia en contra de la subida de las pensiones, del salario mínimo interprofesional (SMI) o del ingreso mínimo vital (IMV). Esas subidas a él le preocupan mucho. Pero hay algo que no le preocupa nada: son los grandes sueldos y ventajas de su propio personal. Veamos.

LOS SUELDOS.- Los 3.266 empleados del BdE han tenido, durante 2021, unos ingresos medios de 67.000 euros al año; o sea, mas del doble que la media de los sueldos que, en España, está en 25.165 (INE). Téngase en cuenta que se trata de la media aritmética, porque el propio  gobernador, el Supervisor, en 2021 tuvo un sueldo de 192.000 euros más 26.900 por complementos personales. O sea, lo que un empleado mediano de los restantes bancos tarda 7 años en ganar si se cumplen los objetivos.  Pero sepamos que el salario más habitual en España oscila entre los 1.000 y 1.200 € al mes.

Un subdirector general del BdE cobra 160.000 euros al año; es decir el doble que el presidente del Gobierno y el cuádruple que economistas, médicos, ingenieros y profesores de cualquier actividad. Nada de esto le causa alarma.

SUS DOS PENSIONES.- Aunque sus sueldos públicos son muy altos y les proporcionan las pensiones máximas (2.800 euros al mes), el BdE cuenta con un fondo de pensiones privado para sus empleados, que asciende a 281 millones de euros, y la aportación pública a este plan de pensiones privado les supone un extra de 133.000 euros de media al jubilarse. Nada peligra por esto en España.

LAS VACACIONES.- El BdE dispone de dos residencias de propiedad pública para el solo uso de sus empleados y familiares. Una está en Roda de Bará (Tarragona) frente al mar y otra en Cercedilla, en plena sierra de Guadarrama. Ambas tienen grandes espacios, piscinas, pista de tenis, etc. El coste de las comidas ronda los 4 euros y el café 80 céntimos. Lo atienden y sirven unas 50 personas. Increíble.

Como no hay plazas suficientes en estas dos residencias para todos los empleados, el BdE tiene concertados unos contratos con seis agencias de viajes, a través de las cuales también hacen sus reservas los que quieren viajar a otros destinos en muy distintos hoteles o apartamentos, en donde el personal solo paga la mitad del coste y la otra mitad la sufraga el preocupado BdE.

LA SUPERVISION.- Como la principal misión y responsabilidad del BdE es supervisar la banca privada, resultan escandalosos los sueldos y ventajas que esa plantilla disfruta si se tiene en cuenta su INACCION ante la crisis de las entidades financieras, a las que hubo que rescatar con más de 50.000 millones de dinero público aportado por todos los contribuyentes españoles.

CONCLUSION.- El BdE se ocupa casi a diario en recetar a los gobiernos, sindicatos y a todas las clases trabajadoras de España unas medidas económicas de austeridad que en absoluto aplica a su propia plantilla, pues con esos altos sueldos, pensiones y demás prebendas viven mejor que nadie. Los gastos en personal del organismo ascendieron, en 2021, a más de 92.500 por empleado. Eso no les preocupa. Lo alarmante es la subida de los sueldos y pensiones de los de abajo.

Archivado en