"Sobre el abandono de los barrios periféricos por nuestras autoridades", por Francisco Pérez

10 de Noviembre de 2022
2022111000290410423.jpg
2022111000290410423.jpg

Hace poco se publicó en este periódico una noticia sobre el abandono que sufre el barrio de El Zarpazo. Sin embargo, no es el único. La avenida Luis Alberto de Cuenca, en el barrio Dehesa de la Villa también sufre la falta de mantenimiento en sus jardines, mobiliario urbano y urbanismo en general.

Los jardines no tienen un cuidado continuo. El césped crece sin control y se tarda en cortarlo. Los árboles no se podan periódicamente y las ramas  arrastran por el suelo. Hace poco se realizó una poda muy agresiva en los árboles justo en la otra acera y el ayuntamiento tuvo que paralizarla ante las quejas de los vecinos. Las malas hierbas crecen por doquier y los arbustos y árboles secos no se retiran ni son reemplazados.

Por otra parte, las aceras están levantadas por acción de las raíces de los árboles, con el consiguiente peligro para los peatones, que pueden tropezar y caer.

A ellos se suma el deterioro progresivo del mobiliario urbano, con bancos rotos o despintados, fuentes atascadas, papeleras rotas...

No estamos en la Plaza Nueva o el Coso, pero los vecinos entendemos que estos barrios también merecen el mantenimiento por parte de nuestro ayuntamiento.