El pleno aprueba con los votos de PSOE e IU y la abstención del PP el Presupuesto Municipal para 2023, que asciende a 59 millones de euros

Las cuentas municipales crecen casi un 13% más que las previsiones para el año que ahora termina e incluyen como principal inversión 6,4 millones de euros para el proyecto de la nueva conducción desde Zambra.

José María García Sánchez
Redactor
29 de Diciembre de 2022
Un momento de la sesión plenaria de aprobación de los Presupuestos Municipales
Un momento de la sesión plenaria de aprobación de los Presupuestos Municipales

El Ayuntamiento de Lucena ha aprobado en Pleno, en sesión extraordinaria celebrada a las 8:15 horas de este jueves, el presupuesto consolidado de la Corporación municipal para el año 2023 con una cuantía de 59.014.372 euros, casi un 13% más que las previsiones para el año que ahora termina.

En su versión consolidada, el presupuesto incluye los del propio Ayuntamiento –48.121.754 euros, un 0,54% menos respecto a 2022— y las tres empresas municipales: Suvilusa (753.733 euros), EPEL Aparcamientos de Lucena (857.870 euros) y Aguas de Lucena, que con un montante de 10.434.628 euros prácticamente concentra toda la subida presupuestaria para el 2023, al incluir la inversión de más de 6,4 millones de euros para el proyecto de la nueva conducción desde Zambra.

En cuanto al presupuesto del Ayuntamiento como ente principal, en el capítulo de gastos destaca la subida experimentada en suministros eléctrico (pasa de 1 a 2 millones de euros) y de combustibles, así como el incremento en personal hasta los 22,2 millones de euros (+8,37%), principalmente por la incorporación de la productividad especial de la Policía Local a consecuencia del establecimiento de la jornada de 35 horas, la subida salarial prevista del 1,5% -adicional- para 2022 y 2,5% para 2023 y la creación de 4 nuevas plazas con la categoría A1 y A2.

Igualmente el gasto en la Concejalía de Servicios Sociales es una de la que más crece hasta 5.889.209 euros (+25%) por un reajuste de partidas en la estructura del presupuesto, mientras que la Concejalía de Obras, Infraestructuras, Accesibilidad y Servicios Operativos parte con un presupuesto para nuevas inversiones de 3.739.912 euros (de un total de 5,4 millones de euros), destinados a más de una veintena de proyectos como la canalización de infraestructuras de abastecimiento en la N-331 (1.000.000 euros), obras PFEA (660.000 euros), intervención en el Área de Reparto del Río Lucena (441.000 euros), actuaciones en accesibilidad en carretera del Santuario y otros puntos (100.000 euros), remodelación integral de calles (325.000 euros), renovación de luminarias para mejorar la eficiencia energética (223.000 euros) o el plan asfalto (112.000 euros), entre otros.

Las inversiones en el resto de concejalías incluyen fondos para afrontar obras de reposiciones en colegios (136.000 euros), prospección y adecuación de infraestructuras hídricas para riego y baldeo, repoblación arbórea en Ronda Sur y adecuación de huertos urbanos (72.000 euros), Cueva del Ángel (113.000 euros), equipamientos y adecuación de exteriores del Pabellón del Oeste (136.000 euros), iluminación de edificios turísticos (21.000 euros) y mejoras en Mercado de Abastos (27.000 euros), entre otros proyectos.

En cuanto a los ingresos, las cuentas municipales para el año 2023 se han aprobado manteniendo congelados las ordenanzas fiscales e introduciendo bonificaciones en el ICIO para la implantación de puntos de recarga eléctrica. Se prevé incrementar la deuda bancaria a largo plazo en 1,7 millones de euros para garantizar, por un lado, el mayor nivel posible en la prestación de los servicios municipales, y por otro, desarrollar y culminar proyectos ya iniciados, quedando el nivel del endeudamiento a la finalización del ejercicio en el 37%.

 

PSOE e IU  a favor, PP en abstención y el resto en contra

Tras la presentación del presupuesto municipal por la concejala de Hacienda, Carmen Burgos, en el debate posterior cada grupo utilizó sus intervenciones para mostrar su posicionamiento. Desde el PP, María de la O Redondo, justificó la abstención de su grupo en la necesidad de sacar adelante un presupuesto para que “el Ayuntamiento pueda dar respuesta desde el principio de año al contexto económico que vivimos de subida de la luz y combustibles y a colectivos que nos han hecho llegar sus propuestas”, subrayando que su voto “es más por responsabilidad hacia la ciudad que al equipo de gobierno”.

Por su parte, desde Ciudadanos, Jesús López aludió a “los continuos incumplimientos del gobierno local a los acuerdos alcanzados en los dos últimos presupuestos” para argumentar el voto en contra a las cuentas del 2023, donde echamos en falta partidas como la construcción de un aparcamiento de camiones o la compra de viviendas para su uso social. En su opinión, este presupuesto “tramitado a última hora, de forma chapucera y en un pleno por la mañana denotan la falta de interés del gobierno por conseguir un amplio respaldo por parte de la Corporación”.

El presupuesto municipal tampoco encontró el respaldo de Vox. Su portavoz, Antonio Hidalgo, habló de algunas de las 12 propuestas económicas y sociales que han lanzado durante las conversaciones con la concejala de Hacienda, destacando la petición de reducción en un 10% del IBI o la idea de seguir reduciendo la deuda. Desde este grupo también señalaron la falta de concreción de proyectos importantes como la renovación de la conducción de agua desde Zambra o la adquisición de viviendas como motivos para votar en contra.

En Izquierda Unida, Miguel Villa mostró una posición crítica con la propuesta de presupuesto presentada por el equipo de gobierno por “tener la misma credibilidad que ninguna”, puesto que “es habitual asistir en los últimos años a incumplimientos de cuestiones que incluso son prioritarias para el gobierno pero que no se llevan a cabo”. Para este grupo “seguimos esperando el proyecto de Zambra o soluciones para Quiebracarretas”. Sin embargo, finalmente optó por votar a favor del presupuesto.

Finalmente el concejal no adscrito Francisco Huertas motivó su rechazo al borrador de presupuesto por no haber sido atendida su petición de participar con sus propuestas en la elaboración del mismo y carecer el proyecto aprobado, a su juicio, de partidas para actuaciones como la adquisición del yacimiento de Morana, la creación de grandes parcelas industriales para implantación de empresas, la modificación del PGOU para autorizar la apertura de pequeños centros comerciales en determinados edificios o la apuesta por crear en Lucena un centro de estudios vinculado a la UNED.

En su turno de intervención, el alcalde Juan Pérez, quien agradeció la participación de grupos políticos y personal municipal en la tramitación del presupuesto, subrayó “la importancia de este presupuesto no para el PSOE, sino para Lucena”, sobre todo en un año en el que “serán dos Corporaciones las que gestionen estas cuentas”, al tiempo que valoraba que “pocos ayuntamientos tienen ya aprobados presupuestos y sin embargo, nosotros lo hacemos a tiempo”.

Pérez añadió que con este presupuesto “se cierra el ciclo de la EDUSI y dejamos preparado al ayuntamiento para la Agenda Urbana 2030, que determinará el siguiente programa de inversiones con financiación europea que nos permitirá seguir creciendo como una ciudad de vanguardia en Andalucía”.