El sector del frío no considera viable la opción de convoyes escoltados ofrecida por la Subdelegación del Gobierno para transportar sus mercancías

Los empresarios se han reunido a medio día de hoy con la Subdelegada del Gobierno en el Ayuntamiento de Lucena

23 de Marzo de 2022
2022032317173123861.jpg
2022032317173123861.jpg

Con la amenaza en ciernes de un cierre patronal obligado y el envío de unos dos mil trabajadores a un ERTE a partir de la próxima semana si antes no se produce una desconvocatoria de la huelga en el sector del transporte, la Subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzuela, ha recibido en el Ayuntamiento de Lucena a una representación de la Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración (AFAR), que le han trasladado la situación "insostenible" por la que atraviesan tras diez días en los que ha sido materialmente imposible tanto la salida de productos terminados –sujetos a férreos plazos de entrega– como la llegada de materias primas y componentes para mantener la producción en las fábricas. 

Los empresarios han explicado a Valenzuela el grave problema que supone esta situación para un sector en plena expansión y con un marcado carácter exportador y las peculiaridades de este cluster empresarial, que produce desde Lucena y el sur de Córdoba tres cuartas parte de la producción nacional del mercado de la refrigeración y climatización industrial. 

Rafaela Valenzuela y el alcalde de Lucena, Juan Pérez, analizaron el impacto que está generando en este sector la huelga de transportistas, aprovechando la presencia de la subdelegada en la ciudad para participar en una Junta Local de Seguridad solicitada por el consistorio lucentino. Desde AFAR, el presidente de la entidad, Joaquín Peñalver, trasladó a la representante del Gobierno en Córdoba la preocupación por el bloqueo del transporte por carretera durante tantos días, circunstancia que ya ha llevado a algunas empresas a parar la producción de algunas líneas, que podría ser generalizada a partir del lunes si no se produce una vuelta a la normalidad.

Como viene ocurriendo con otras actividades económicas, principalmente asociadas a productos básicos de alimentación y ganadería, desde la Subdelegación del Gobierno se ha ofrecido la posibilidad de habilitar convoyes escoltados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para salvar la acción de presión ejercida por piquetes en algunos puntos de la red de carreteras, si bien la propia Valenzuela  reconocía en rueda de prensa que "esta opción no resulta del todo operativa por las propias condiciones de este sector". 

En este sentido, fuentes de AFAR han señalado a Lucenahoy que han expresado a Valenzuela su petición para que traslade las circunstancias específicas de este sector productivo al Gobierno de España, destacando que la única solución pasa por una desconvocatoria negociada del paro, aspecto sobre el que la propia Valenzuela se mostraba optimista, significando su confianza en que la situación pueda solucionarse durante los "próximos días".