Los transportistas mantienen la actividad de los piquetes informativos en Lucena, donde algunas empresas empiezan a cerrar temporalmente por falta de materias primas

28 de Marzo de 2022
2022032113425580813.jpg
2022032113425580813.jpg

A pesar del acuerdo con los Departamentos de Mercancías y Viajeros del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), por los que el Gobierno bonificará a los transportistas con 20 céntimos de euro por litro de combustible y dará una ayuda directa al sector de 450 millones –medidas que supondrán una inyección de más de 1.000 millones de euros– la Plataforma de Transporte y el Gobierno ya anunció la pasada semana, tras reunirse con la de Ministra de Transporte, Raquel Sánchez, su intención de continuar el paro "de manera indefinida" y así esa siendo hoy en Lucena. 

Aunque los propios transportistas señalan que algunos conductores han decidido retomar hoy la actividad tras dos semanas de paro continuado sin generar ningún ingreso, una parte significativa de los mismos han optado por mantener sus camiones parados y esta mañana han vuelto a a organizarse en piquetes informativos. 

Entre las primeras visitas de la mañana ha estado la realizada a la cooperativa de transportes Cotraluc, que agrupa a más de medio centenar de camiones. Parte de los mismos se disponían a salir para distribuir mercancías cargadas desde hace dos semanas, pero finalmente han optado por no hacerlo. Posteriormente los piquetes se han trasladado al enlace de la N331 con la entrada "Lucena Sur" de la A45, donde han logrado retener por unos minutos a unos 40 vehículos, aunque con la llegada de la Guardia Civil han empezado a dar paso a los mismos, según han confirmado a LucenaHoy los propios concentrados. 

 

PARÁLISIS EN LAS GRANDES EMPRESAS

Entre tanto las empresas lucentinas de distintos sectores inician la semana entre la incertidumbre y la falta de materias primas, que les impide seguir trabajando. Así, empresas como Efficold han optado por reducir al mínimo su actividad y paralizar las cinco líneas de trabajo hasta la semana próxima, tras alcanzar un acuerdo con los representantes de los trabajadores para recuperar los días perdidos ahora, en los próximos meses.

No es el único caso. Desde AFAR se señala que estas medidas ya empezaron a ser puestas en macha la semana pasada en otras empresas, parando algunas líneas de producción, estableciendo turnos rotatorios o derivando trabajadores a otros servicios a la espera de recibir mercancía que permita retomar la actividad.

Esta situación también es extensible a algunas de las empresas del sector de la madera, que ya habían anunciado que esta semana empezarían plantear ERTEs si no había solución al paro. 

La semana no ha hecho más que empezar. Todos los sectores implicados esperan un acuerdo que por el momento no ha llegado.