Una tormenta deja daños en infraestructuras e inunda alrededor de una veintena de viviendas en la pedanía de Las Navas

10 de Octubre de 2022
2022101014222726061.jpg
2022101014222726061.jpg

En torno a las nueve de la mañana ha caído en la aldea de las Navas del Selpillar una tormenta que, según la alcaldesa pedánea Rocío Montes, ha descargado alrededor de 80 litros por metro cuadrado en apenas treinta minutos.

La fuerte tromba de agua ha hecho colapsar parte de la infraestructura de saneamiento de la calle Navas, provocando la fractura de la calzada, que se ha elevado varios centímetros en algunas zonas y la acumulación de una gran cantidad de agua en la zona de El Pilar, ocasionando la inundación de numerosas viviendas. No obstante, fuentes municipales señalan que, tras una primera inspección, no se ha producido la rotura de las infraestructuras de saneamiento.

Igualmente, en la guardería municipal se hizo necesario romper un muro que liberara la gran cantidad de agua almacenada en una de las salas del interior del edificio. Ni alumnado ni profesorado llegaron a estar en peligro en ningún momento según el ayuntamiento.

Otros servicios afectados por la inundación han sido los del centro de salud. Por su parte, los Bomberos se han afanado en achicar el agua de lluvia que había entrado en cocheras y sótanos en una zona de viviendas cerca del colegio público. Del mismo modo han resultado afectadas varias viviendas situadas junto a algunos cauces naturales, incapaces de evacuar la gran cantidad de agua caída en pocos minutos.

 

AMPLIO DISPOSITIVO DE LIMPIEZA

Durante toda la mañana, los vecinos y los servicios de limpieza y mantenimiento del ayuntamiento de Lucena, apoyados por efectivos del parque de bomberos, policía local y maquinaria de empresas privadas, han procedido a la limpieza del barro, piedras y maleza que se han acumulado en distintas calles de esta pedanía lucentina.

Según la alcaldesa pedánea no ha habido que lamentar daños personales, aunque los vecinos han vivido en algunos momentos "escenas de miedo" al ver cómo el agua entraba en sus domicilios, alcanzando en algunos casos entre 30 y 40 de centímetros de altura.

Por el momento no hay valoración de los daños materiales que deja esta tormenta. 

Archivado en