lunes 29.11.2021

Domingo de Ramos: Cofradía del Sagrado Encuentro (fotos)

Domingo de Ramos: Cofradía del Sagrado Encuentro (fotos)
Domingo de Ramos: Cofradía del Sagrado Encuentro (fotos)
.
La tercera hermandad en hacer su salida procesional en la tarde del Domingo de Ramos lucentino era la del Sagrado Encuentro. Lo hacía desde el remozado templo del antiguo convento de Madres Felipensas, en una calle Ancha que se quedó pequeña para acoger al gentío que esperaba la salida de los titulares de esta hermandad de Nazarenos, surgidos de las sabias gubias del imaginero cordobés Francisco Romero Zafra.
 
Venía la salida presagiada por una cierta polémica, toda vez que la Agrupación de Cofradías, había prohibido a la hermandad de Santiago salir a las 20:05 horas, como, según expresó la cofradía en un comunicado, se había pactado verbalmente. Así pués, la cruz de guía salía a la hora anunciada en el programa oficial de las 19:45.
 
Ntro. Padre Jesús de la Bondad presentaba en este reecuentro procesional con Lucena –tras su restauración durante el pasado otoño por parte de su autor, Francisco Romero Zafra– el estreno de la cruz de salida, que sustituye a la anterior, mucho más pesada, con lo que se evita cualquier daño a la imagen de cara al futuro.
 
El Señor de la Bondad tuvo este año a David Moreno Cantero como manijero, apoyado en las esquinas por Manolo Moreno en la izquierda, Roque Carrasco en la Salud y Rafael Moreno en la mala. Con la Bondad, la oportunidad de escuchar la música de la Capilla Musical Milenium, mientras el primer tramo de hermanos se adentraba en la calle Flores.
 
Posteriormente, tras el numeroso cuerpo de mantillas, lo hacía el paso de palio del Divino Consuelo, con María y San Juan Evangelista, con Rafael López Molero como manijero, al mando de una cuadrilla de buenos amigos, en la que situó a Miguel García en su izquierda, Pedro Cabrera en la Salud y Jesús Molero en la esquina mala. Este año la Virgen estrenaba cuatro ánforas de metal planteado colocadas en los costados del trono.
 
A destacar que, nada más salir, la parihuela del trono de la Virgen se despegaba de la canastilla por la trasera del trono, lo que motivo la necesidad de hacer una reparación urgente que propició un considerable retraso y distancia entre los dos titulares de la cofradía en los metros iniciales.
 
Por lo demás, significar la plasticidad del siempre espectacular y difícil paso por la calle Flores, primera oportunidad de contemplar durante la Semana Santa el paso de una cofradía por la angostura de esta calleja de la Judería lucentina y ya en la Plaza Nueva la posibilidad de tomar aire y organizar perfectamente el numeroso cortejo, cada año más numeroso, que la más joven de las cofradías lucentinas pone en la calle durante su estación penitencial.
 
Entre los momentos más hermosos de la estación penitencial de esta cofradía lucentina el paso por la calle San Pedro, el regreso junto al Castillo o el "encuentro" físico entre el Señor de la Bondad y la Virgen del Divino Consuelo, ya a las puertas de su sede canónica, como siempre seguido por un numeroso público.
 
Les dejamos una selección de fotos del desfile procesional.
 
.

 

.