martes 04.08.2020

Jesús Díaz inicia su etapa como hermano mayor de la Soledad apelando "a la fraternidad y a la responsabilidad"

Jesús Díaz inicia su etapa como hermano mayor de la Soledad apelando "a la fraternidad y a la responsabilidad"
"La cofradía es una gran familia, convivamos como hermanos, como hijos de una misma Madre porque todos somos iguales". Jesús Díaz Torres, nuevo hermano mayor de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, recurrió el pasado viernes a valores como la fraternidad, el apoyo mutuo, la entrega y el compromiso en el discurso que precedió a la toma de posesión de los nuevos cargos de la corporación. Después de ejercer durante 24 años las funciones de vocal y tras desempeñarse en los últimos 4 como vicehermano mayor, ahora sucede a Pedro Luis Gómez Morillo –con el que intercambia responsabilidades- en el cometido más elevado de la asociación religiosa.

En unas palabras cargadas de emoción y regidas por la Virgen de la Soledad, Jesús Díaz expresó su intención de que "la alegría y el amor" jalonen la relación entre la junta de gobierno recién conformada.

Anteriormente, aprendió las competencias que ahora deberá asumir de predecesores como José Pedro Moreno Víbora, Agustín Antrás Roldán, Rafael Mora Cuenca y el citado Pedro Luis Gómez Morillo.

"Espero no defraudaros", expresó Jesús Díaz en la capilla donde se venera a Nuestra Señora de la Soledad, junto al altar de la iglesia parroquial de Santiago Apóstol. Tras recibir el respaldo unánime de los miembros de la cofradía el pasado 13 de diciembre –y ser ratificado su nombramiento el 29 del mismo mes por el Obispado de Córdoba- aseguró que aportará todo "su cariño e interés". "Pertenecer a una junta de gobierno es voluntario; de ahí que tengamos que cumplir con una responsabilidad a la que nos comprometemos".

Animó a los integrantes del grupo joven. "No escatiméis ilusiones", les dijo. Y, constantemente, se dirigió a su junta de gobierno. "Tenemos grandes proyectos por realizar, pero solo no puedo, por eso os he elegido a vosotros; hemos hecho grandes cosas en caridad, pero quiero que seamos un poquito mejores, hemos de trabajar con la Fe en nuestro interior, ya que donde está la caridad está el amor de los necesitados". Antes de concluir, mostró su agradecimiento a las familias al permitirles "desarrollar las inquietudes cofrades".

Por indicación del hermano mayor, Francisco de Asís Roldán Alba, párroco de Santiago y consiliario de la cofradía, lo antecedió en el uso de la palabra. "Recuerdo ahora unas palabras del Señor en las cuales nos dice: "Id y haced discípulos a todos los pueblos".

En palabras del sacerdote, "esta es la misión a la cual todos los cristianos estamos llamados a ir, no nos dice el Señor si queréis, si podéis, si os parece, sino que es un mandato". Asimismo, insistió en la tarea que él consideró principal". "Pudiera pasar que nos distrajésemos, que nos despistáramos o que pusiéramos las fuerzas en otras cosas, pero ciertamente el resumen de todo lo que nuestro quehacer como cristiano y como iglesia, no es otra cosa que anunciar el Evangelio".
MANUEL GONZÁLEZ

 

Comentarios