martes 11.05.2021
Lucena Hoy

FÚTBOL: TERCERA DIVISIÓN

El Ciudad de Lucena se desplaza este miércoles hasta el estadio de La Juventud para disputar el primero de los dos envites de esta semana contra el Xerez

El entrenador Dimas Carrasco y el jugador Víctor Morillo han analizado la que será su segunda cita consecutiva fuera de casa tras debutar en la liguilla de ascenso con victoria frente al Ceuta
Víctor Morillo
Víctor Morillo, jugador del Ciudad de Lucena
El Ciudad de Lucena se desplaza este miércoles hasta el estadio de La Juventud para disputar el primero de los dos envites de esta semana contra el Xerez

"Estamos llenos de energía y de confianza". Así han confesado sentirse Dimas Carrasco y Víctor Morillo, entrenador y jugador del Ciudad de Lucena respectivamente, para su próximo compromiso de mañana en casa del Xerez correspondiente al partido de la primera jornada de la liguilla de ascenso a 2ª RFEF, aplazado por un caso de coronavirus entre la plantilla cordobesa.

Tras cumplir el protocolo de federación, el club lucentino debutó el pasado domingo con una victoria en casa del Ceuta tras lograr la remontada, lo que "ha afianzado nuestra personalidad" según Dimas Carrasco, prudente de cara a un encuentro donde "los detalles volverán a marcar la diferencia".

El técnico, que tendrá que rotar a sus jugadores ante el ajustado calendario que le espera, destaca la importancia de ganar dada la idiosincrasia de esta liguilla y del coeficiente que la rige, así como del estrecho margen de error en un formato que "promete mucha intensidad y ritmo en todos los partidos, y eso nos gusta".

Para alcanzar el objetivo del ascenso, el Ciudad de Lucena tiene depositada gran parte de sus esperanzas en Víctor Morillo, uno de los jugadores con más desequilibrio del equipo pero también con mayor polivalencia. "Llevo muchos años intercambiando la posición de lateral con la extremo", asegura el futbolista, quien no duda de la capacidad competitiva de sus compañeros en un ambiente hostil como el que se espera mañana en Jerez.

Ambos equipos se verán de nuevo las caras pero en un escenario diferente el próximo domingo, un margen de días limitado según Morillo, quien le resta importancia a este aspecto dado que "el equipo está preparado después de haber trabajado bastante bien durante todo el año". Aunque, como aconseja Carrasco, "no pensemos en el segundo partido y sí en el de mañana que es el más inminente".

Comentarios