domingo 05.12.2021

Cantizani reduce de 106 a 88 los errores en la valoración de parcelas en zonas residenciales

Cantizani reduce de 106 a 88 los errores en la valoración de parcelas en zonas residenciales
Cantizani reduce de 106 a 88 los errores en la valoración de parcelas en zonas residenciales
.
Finalmente son  88 y no 106, como inicialmente había indicado el propio concejal de Hacienda, Juan Pérez, a este periódico, los errores detectados en los recibos de la contribución urbana tras la revisión catastral llevada a cabo por el ayuntamiento en distintas zonas de segunda residencia. Del total 31 corresponden a parcelas de Campo de Aras. Pérez indicó ayer en el pleno municipal que, tras un examen más detallado de los expedientes, la cifra de errores detectados se ha reducido, no solo en número de afectados, sino también en cuanto a las cuantías a devolver por el ayuntamiento de Lucena, que han pasado de los más de 30.000 euros de la apreciación inicial a 7.580 euros.
 
Ante las críticas del PP, que pidió al ayuntamiento una disculpa ante los vecinos afectados por los errores, el edil de Hacienda indicó que "han sido 88 recibos fallidos frente a los 36.422 emitidos", lo que a su juicio supone un margen de error muy reducido, que justificó en un "cambio de criterios" sobre el hecho imputable. No obstante indicó que "aunque fuese solo uno, si se ha cobrado indebidamente hay que devolverlo" y anunció que las devoluciones se realizarán vía bonificación en los recibos del presente ejercicio "ya que hemos dado prioridad absoluta a este tema" para que no tengan que demorarse hasta 2015.
 
El concejal de Hacienda señaló que Lucena ha pasado de apenas 18.000 recibos de contribución en 1998 a los más de 36.000 de 2014, y ha bajado su tipo impositivo del 0,95 al 0,815 en ese periodo, estando en estudio una nueva rebaja del mismo, a lo que sumó la redacción de una nueva ponencia parcial, que supondrá la reducción del valor catastral de más de 400 parcelas que no han podido desarrollarse como suelo urbano como estaba previsto debido a la actual paralización del sector inmobiliario local.