lunes 17.01.2022

El ayuntamiento estudia obligar a Fajosa colocar una nueva plancha de hormigón en la calle San Pedro

La empresa adjudicataria de las obras que se realizan en la calle San Pedro, Fajosa, habra autorizado, desatendiendo las indicaciones del ayuntamiento de Lucena, la prohibicin de que Gas Natural instalar en esta calle sus conducciones, despus de que la citada empresa hubiese hecho caso omiso de los reiterados avisos del consistorio para que el tendido de la red de abastecimiento de gas se realizase antes de la colocacin de la plancha de hormign sobre la que se estn instalando ya el adoquinado y la solera de granito
El ayuntamiento estudia obligar a Fajosa colocar una nueva plancha de hormigón en la calle San Pedro
Marcas de las canalizaciones de gas natural realizadas sin permiso municipal sobre la plancha de hormigón.
El ayuntamiento estudia obligar a Fajosa colocar una nueva plancha de hormigón en la calle San Pedro
La empresa adjudicataria de las obras que se realizan en la calle San Pedro, Fajosa, habría autorizado, desatendiendo las indicaciones del ayuntamiento de Lucena, la prohibición de que Gas Natural instalará en esta calle sus conducciones, después de que la citada empresa hubiese hecho caso omiso de los reiterados avisos del consistorio para que el tendido de la red de abastecimiento de gas se realizase antes de la colocación de la plancha de hormigón sobre la que se están instalando ya el adoquinado y la solería de granito.
 
Miguel Villa ha explicado esta mañana que, como se ha hecho en todas las calles, el ayuntamiento dio aviso a Gas Natural para que la conducción fuese instalada junto al resto de infraestructuras durante la fase de movimiento de tierras previa a la colocación del mallazo y el hormigón. Transcurrido este plazo sin noticias de Gas Natural se le indicó la imposibilidad de hacerlo.
 
Sin embargo, la empresa Fajosa, que según Villa trabaja habitualmente para Gas Natural en otras ciudades, habría obviado las ordenes del ayuntamiento en dos ocasiones, primero, al permitir la apertura de una canalización central, que partía longitudinalmente la plancha de hormigón en dos mitades, y posteriormente, al permitir también la apertura de nuevas canalizaciones perpendiculares para el abastecimiento a cada domicilio, lo que supone, de hecho, la fragmentación de la plancha en numerosos trozos.
 
Villa ha señalado hoy que Fajosa había sido avisada "de forma expresa y clara", sobre la imposibilidad de permitir tanto la primera, como  –especialmente– esta segunda actuación, avisando a Gas Natural de que solo se permitiría el uso de la red instalada en el centro para el transporte, pero, en ningun caso, para el suministro de gas a los hogares de este tramo de calle.
 
Por todo ello, el ayuntamiento estudia ahora las posibles actuaciones a realizar contra Fajosa. Así, a la primera decisión de imputar a la empresa los costes de instalación de la canalización principal y el retraso de la obra –si lo hubiese– podrían sumarse ahora otras, como la definición de responsabilidades sobre futuros problemas tras las obras, el acopio de materiales de reposición ante posibles desperfectos, o incluso la obligación de levantar la totalidad de la plancha de hormigón troceada en favor de Gas Natural y su reposición a su estado original o la retirada de la obra a Fajosa, opciones estas últimas que Villa considera "las menos adecuadas", por el retraso que supondría en la finalización de los trabajos en una de las principales arterias de la ciudad.
 
Villa ha dicho hoy que la situación será estudiada por el equipo de gobierno de acuerdo con los servicios jurídicos municipales, para depurar responsabilidades en las que hayan podido incurrir las empresas.
 
El edil lucentino indicó que no es el primer problema que surge con Gas Natural, que incluso llegó a amenazar al ayuntamiento con abandonar la ciudad "si no se les dejaba hacer a su manera". De hecho, la empresa de distribución de gas incluso dejó pasar la posibilidad de instalar conducciones en algunas de las primeras calles incluidas en los fondos FEDER, como Santa Marta Alta o El Coso, en las que ya no se permitirá la apertura de los viales para nuevas instalaciones.