sábado 31.07.2021

El ayuntamiento plantea peatonalizar la calle Ballesteros y buena parte del centro

El ayuntamiento plantea peatonalizar la calle Ballesteros y buena parte del centro
El ayuntamiento plantea peatonalizar la calle Ballesteros y buena parte del centro
.

 

El equipo de gobierno ha expuesto su intención de dar un paso más en la peatonalización del casco histórico de la ciudad, eliminando el tránsito rodado en la calle Ballesteros. Así lo ha confirmado el concejal de Urbanismo, Miguel Villa, que ha indicado que en la decisión final deberán ser tenidos en cuenta diferentes informes técnicos, fundamentalmente de la Policía Local, aunque reconoció que  "Lucena ganaría con la peatonalización".
 
 
Villa explicó que la intención municipal es que el tramo desde la Plaza de Abastos hasta la calle Quintana sea peatonal, con acceso limitado a cocheras, situación similar a la de la calle Las Torres, cuyo tránsito rodado se reduciría a la entrada y salida del aparcamiento de la Plaza Nueva, "lo que nos dejaría un centro histórico totalmente peatonal".
 
 
Según esta planificación la entrada al paseo del Coso quedaría limitada a vecinos, taxis y vehículos comerciales, habilitándose en el lateral del Castillo del Moral una gran zona de carga y descarga, mientras que el lateral de viviendas albergará la nueva parada de taxi.
 
Según esta planificación la entrada al paseo del Coso quedaría limitada a vecinos, taxis y vehículos comerciales, habilitándose en el lateral del Castillo del Moral una gran zona de carga y descarga, mienstras que el lateral de viviendas albergará la nueva parada de taxi.
 
La entrada y salida al aparcamiento de la Plaza Nueva se realizaría por la calle Pedro Ángulo y Antonio Eulate respectivamente, habilitándose doble sentido desde la iglesia de La Purísima hasta el Puente de San Juan. Otra posibilidad sería el mantenimiento de la calle Maquedano como entrada al centro y la salida por la calle Santa Marta "aunque la estrechez de esta última recomendaría tráfico restringido". 
 
La calle Ballesteros es, junto con Quintana y el lateral de viviendas del Coso, una de las tres calles incluidas en el Plan de Regeneración del Casco Histórico en las que de forma inminente van a dar comienzo las obras, que se encuentran a punto de salir a licitación, pendientes de la ampliación del plazo de ejecución de las mismas, solicitado por el consistorio a la Unión Europea.
 
De las trece calles que se van a arreglar en el marco de este proyecto, solo está en obras la calle Santa Marta Baja, en las que Villa indicó que "las obras no avanzan al paso deseado debido a la existencia de un cable eléctrico de alta tensión, para el que Endesa ha exigido determinadas condiciones de seguridad, que están entorpeciendo la actuación en cuanto a los plazos marcados para su ejecución".
 
La peatonalización de la calle Ballesteros ha sido una de las grandes demandas de los vecinos de esta zona, que en numerosas ocasiones han manifestado la peligrosidad de la misma, debido a la estrechez de los acerados y la alta densidad de tráfico que soporta, lo que, además de un problema de seguridad, supone según los vecinos la principal causa de asfixia de una artería que tradicionalmente ha sido considerada como una de las más comerciales de la ciudad. De hecho, hoy día, la mayor parte de sus locales comerciales se encuentran vacíos.
.