domingo 09.08.2020

El sector del frío emplea ya a 1.300 trabajadores y espera un gran año de ventas

El sector del frío emplea ya a 1.300 trabajadores y espera un gran año de ventas
La crisis, especialmente dura con las empresas locales de la madera, otrora locomotora industrial del sur de la provincia, ha dado sin embargo paso a otro pujante sector, el de la refrigeración, que no solo ha capeado el temporal de la recesión económica, sino que ha logrado hacerse fuerte a pesar de esta.

De la treintena de empresas andaluzas integradas en AFAR, la Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración –que incluye subsectores como la climatización, el frío industrial, el frío comercial, la climatización móvil y los componentes frigoríficos– una veintena son cordobesas y 16 se encuentran en Lucenal donde se produce un setenta por ciento de la producción nacional de frío comercial y la práctica totalidad del frío industrial.

El sector cerró en año 2013 con una facturación superior a los 300 millones de euros, que suponen casi un quince por ciento del total nacional, y un 10% más que al inicio de la crisis, en 2008. Estas empresas dan empleo a más de 2.000 trabajadores en Andalucía, de los que más de 1.300 trabajan en empresas lucentinas. Estas empresas no solo no han perdido empleo, sino que han generado puestos de trabajo, un siete por ciento más en los últimos cinco años.

Pero, ¿cuáles son las claves para que el frío haya logrado soportar la actual situación económica en mejores condiciones que otros sectores tradicionales? Aurelio García, vicepresidente de AFAR, lo tiene claro. "Dos son los factores que han influido decisivamente en que seamos un sector en alza, de una parte de internacionalización de las empresas asociadas, que comenzaron a exportar en los años 80 y que han logrado suplir con mercados exteriores la caída del mercado nacional. De otra –señala García– el dinamismo de estas empresas en cuanto a la innovación y la tecnología".
La Unión Europea, Europa del Este, Centroamérica y Sudamérica se han convertido en receptores de una buena parte de la producción de estas empresas, fundamentalmente mobiliario de refrigeración en acero inoxidable para la hostelería y la pastelería: expositores enfriadores de botellas, armarios frigoríficos, vitrinas frigoríficas, bajo mostradores, frente mostradores... que han llevado el nombre de Lucena a restaurantes de Nueva York, París, Moscú, Pekín, Río de Janeiro o Melbourne.

Según datos de la Junta de Andalucía desde 2008 hasta final de 2014, la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo apoyó 75 proyectos de empresas pertenecientes al sector del Frío en la provincia de Córdoba, que representaron un montante de inversión inducida de 32,4 millones de euros, con un incentivo aprobado total de 8,5 millones de euros. Según Aurelio García, esa inversión supone casi un 45% de los 75 millones previstos en el Plan Estratégico del sector para cinco años, cuando solo se ha cumplido un año y medio.

Este tipo de ayudas han sido decisivas para que las empresas puedan mantener una línea de constante apuesta por la investigación y el desarrollo que permite que sitúan a las firmas lucentinas del sector en la vanguardia tecnológica a nivel mundial.

Esto creo que sobrará pero la última línea es importante: (El trabajo se ha centrado especialmente en la mejora tecnológica y la investigación en nuevos productos y materiales. En esta línea, hace unos meses se presentaba en el Instituto Andaluz de Tecnología de Lucena –antigua sede del Centro Tecnológico del Mueble– el proyecto "Eficiencia Supermarket", promovida por AFAR y que busca unir las capacidades técnicas del sector para proponer al mercado un nuevo modelo de instalación de refrigeración aplicada a supermercados. En el participan directamente cinco empresas lucentinas del sector: INTARCON, INFRICO, IMPAFRI, CORECO y DOCRILUC, que emplean actualmente a más de 620 trabajadores. El programa persigue la sustitución progresiva de los gases refrigerantes por agua glicolada, lo que permitirá rebajar sustancialmente la carga fiscal que soportan estos aparatos de refrigeración y las emisiones contaminantes.)

Así las cosas, Aurelio García asegura que 2014 también fue un buen año, aunque no están cerradas las cifras y 2015 será un año excelente a juzgar por los resultados de los primeros meses del año".