Viernes 22.11.2019

La comisión de disciplina urbanística estudiará 300 casos

La comisión de disciplina urbanística estudiará 300 casos
.
La comisión de investigación sobre la actuación del Área de Disciplina Urbanística desde el año 2001, acordada por unanimidad de todos los grupos políticos para estudiar posibles actuaciones arbitrarias en relación a las denuncias sobre viviendas edificadas sobre suelos no urbanizables, tiene sobre la mesa el arduo trabajo de escudriñar más de 300 expedientes.
 
Así lo ha expuesto hoy el concejal de Urbanismo, Miguel Villa, que indicó que "ya se han localizado, enumerado y listado todos los expedientes sobre los que se va a trabajar, relativos a denuncias de disciplina urbanística por construcciones sobre suelos no urbanizables".
 
Villa no quiso adelantar conclusión alguna sobre los trabajos y se limitó a indicar que "hay expedientes que están culminados de una manera y otros que lo están de otra".
 
El edil manifestó que "no hay ninguna previsión sobre la fecha de finalización de los trabajos, ya que lo importante es que las conclusiones sean rigurosas y exactas respecto a la legalidad, exhaustivas y transparentes".
 
 
DESDE NOVIEMBRE
La decisión judicial de apremiar al cumplimiento de la primera sentencia de democión de una vivienda en Lucena propició en noviembre pasado la aprobación por parte del consejo de administración de la Gerencia de Urbanismo de esta comisión de investigación que estudiará si, por parte funcionarial o política, se pudiera haber cometido algún acto arbitrario en relación con edificaciones construidas fuera de ordenamiento urbanístico en nuestra ciudad desde la puesta en marcha de este servicio.
 
 
Según explicó entonoces Miguel Villa, "ante la posibilidad de que desde el área de disciplina urbanística de la propia Gerencia de Urbanismo se haya podido cometer algún tipo de actuación arbitraria o discrecional a la hora de elevar a la Fiscalía unos expedientes y no hacerlo con otros", el consejo de la Gerencia de Urbanismo decidió ayer la apertura de esta comisión, que esta integrada por el alcalde, Juan Pérez, en representación del PSOE; Miguel Villa por IU y María de la O Redondo, por el PP, ayudados por el secretario de la corporación municipal como fedatario público.
 
 
 
 
La comisión nació rodeada de una cierta polémica, al ordenar el concejal de Urbanismo realizar copias de seguridad de los discos duros de una quincena de ordenadores vinculados al área de Disciplina Urbanística, así como el traslado de toda la documentación y expedientes de este área municipal a una habitación segura para garantizar "que ningún documento o archivo en papel o soporte informático pueda perderse", según indicó Villa.
.