Miércoles 11.12.2019

La recaudación del ICIO apenas llega al 30% de lo previsto (vídeo)

La recaudación del ICIO apenas llega al 30% de lo previsto (vídeo)
.
La crisis de la construcción en Lucena sigue siendo total. Así lo revela el mejor termómetro del sector, las liquidaciones del impuesto de construcciones, el popular ICIO. Sobre una previsión de 550.000 euros para el ejercicio 2011, a fecha de hoy tan sólo se habían recaudado 125.070 euros, apenas una cuarta parte de los cálculos iniciales, cuando nos encontramos a las puertas del último cuatrimestre del año y la recaudación por este concepto debería estar próxima a los 400.000 euros.

El concejal de Urbanismo, Miguel Villa, señalaba esta mañana a LucenaHoy que “ni siquiera las previsiones menos optimistas reflejadas este año en el presupuesto de la Gerencia se van a cumplir, lo que da una idea de la paralización que vive el sector de la construcción local”. Según el nuevo responsable de Urbanismo, no parece probable que la liquidación definitiva de este impuesto este por encima de los 250.000 euros a final de año, por  lo que el ayuntamiento ya cuenta con la seguridad de que las malas perspectivas del sector de la construcción tengan una importante repercusión sobre el déficit final del ayuntamiento durante 2011, cifrado en torno a un millón de euros, según expuso el concejal de Hacienda, José Cantizani, en el último pleno municipal, a expensas de que se consolide una aportación de 900.000 euros de ingresos del Estado.
 
Así las cosas, la Gerencia de Urbanismo ya está estudiando una serie de programas con los que se pretende un triple objetivo: revitalizar el sector empresarial de la construcción, incrementar los ingresos municipales por estos conceptos como consecuencia de una mayor actividad y generar empleo.
 
Entre estos programas, Villa destaca la implementación de  medidas que permitan apoyar la venta de suelo municipal en planes urbanísticos como El Zarpazo en condiciones muy ventajosas para propietarios individuales que pretendan destinarlas a la autopromoción de viviendas. Entre esas medidas podría figurar el aplazamiento del pago de los terrenos hasta que se haya alcanzado un porcentaje determinado de la edificación. Esto permitiría al ayuntamiento la enajenación de suelo de titularidad municipal, incrementaría los ingresos por impuestos y tasas urbanísticas y daría un nuevo impulso a las pequeñas empresas constructoras.
 
Otra de las líneas de trabajo es la revisión del denominado ICIO extraordinario, que pagan aquellas propiedades que, teniendo la obligación de tributar, no lo hicieron en su día por distintos motivos, para lo que se pretende potenciar la inspección.
 
Pese a la disminución de la construcción en Lucena, Miguel Villa ha asegurado a LucenaHoy, que el nuevo equipo de gobierno “sigue considerando a la Gerencia como un instrumento absolutamente necesario para el desarrollo de la ciudad y que cumple una gran labor en materias como la disciplina urbanística o la planificación del urbanismo”, por lo que ha negado rotundamente que se pueda producir una disminución de su personal “sin que ello suponga que no se pueda efectuar una reorganización interna en la misma” para adaptar su funcionamiento a la situación actual y a las nuevas directrices de trabajo que se pondrán en marcha tras el periodo estival.
.
{youtube}XgfwVoDCYUk{/youtube}
 
.
.