domingo 26.06.2022

Los vertidos del Zarpazo podrían ir al río Lucena durante cuatro meses

Los vertidos del Zarpazo podrían ir al río Lucena durante cuatro meses
Los vertidos del Zarpazo podrían ir al río Lucena durante cuatro meses
.
La Gerencia de Urbanismo pretende otorgar prioridad a la entrega de las viviendas de protección oficial construidas en el Zarpazo por Suvilusa sobre la solución técnica a la canalización de las aguas residuales que genere la citada urbanización hacia la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Lucena (EDAR).

El concejal de Urbanismo, Miguel Villa, ha señalado a LucenaHoy que la Gerencia adjudicó hace algunos meses a la empresa pontanesa Movimientos y Nivelaciones los trabajos de construcción de la estación de bombeo de aguas residuales (EBAR). Sin embargo, las obras no han podido comenzar aún debido a que, hasta hace pocos días, el ayuntamiento no había recibido la autorización de las mismas por parte del Ministerio de Medio Ambiente.

Según explicaron los servicios técnicos de la Gerencia en la última reunión del Consejo de Administración de Suvilusa, las obras cuentan con un periodo de ejecución de entre tres y cuatro meses. Así, parece seguro que el consistorio tendrá que elegir entre dos opciones: entregar las viviendas en la fecha prevista –octubre– y permitir que los residuos que generen se canalicen directamente al río, como apuntó en el último pleno municipal el concejal del PP, José María Morillo-Velarde, o retrasar la entrega de las viviendas hasta que concluyan los trabajos. Según Miguel Villa, la intención municipal es elegir la primera opción.

Sin embargo existe una advertencia de Medio Ambiente para que no se concedan licencias de primera ocupación hasta que este asunto no esté subsanado, por lo que la Gerencia de Urbanismo ha solicitado un informe jurídico que determine si la capacidad de la Gerencia para otorgar las licencias puede estar limitada por otro organismo externo.

Miguel Villa ha señalado que la afección de estos vertidos sobre el río Lucena sería testimonial, ya que, aunque se entreguen los pisos, el número de familias que residirán en los mismos mientras concluyen las obras será muy escaso y por tanto muy reducida la incidencia de estas aguas residuales sobre un cauce público que históricamente soporta un alto grado de contaminación, situación que deberá subsanar a medio plazo la conclusión de las dos líneas de colectores que se están instalando en el río.
.

.
.

Comentarios