Jueves 21.11.2019
Lucena Hoy

PLENO MUNICIPAL

El PSOE saca adelante la ordenanza municipal reguladora de los mercadillos en suelo privado con apoyo de Ciudadanos y Vox

PP e IU han votado en contra por entender que no queda demostrado el 'interés general' que justifica la redacción de esta ordenanza y que la existencia de un mercadillo privado puede perjudicar al comercio tradicional.
Un momento del pleno municipal
Un momento del pleno municipal
El PSOE saca adelante la ordenanza municipal reguladora de los mercadillos en suelo privado con apoyo de Ciudadanos y Vox

El pleno del ayuntamiento de Lucena ha aprobado hoy la ordenanza municipal que facilitará la existencia de ‘mercadillos’ sobre suelo privado con los votos a favor de los grupos municipales de PSOE, Ciudadanos y Vox, y pese a la negativa de PP e IU.

La aprobación de esta nueva norma municipal permitirá regular este tipo de ‘mercadillos’, estableciendo un nuevo marco normativo para estas iniciativas comerciales del que carecía la ciudad hasta el momento.

Según recoge el texto aprobado, cualquier petición de instalación de ‘mercadillo’ en suelo privado, con independencia del día de la semana para el que se solicite, necesitará la autorización municipal previa “por razones de interés general basadas en el orden público, seguridad, sanidad y salubridad pública, defensa de los derechos de los consumidores y usuarios y de la libre competencia y sin perjuicio de cualquier otra autorización que establezca la correspondiente normativa de aplicación”.

Entre los requisitos exigidos por el Ayuntamiento, a tenor de la ordenanza aprobada, a los promotores de estos mercadillos privados se encuentra la redacción de una memoria técnica del diseño del recinto; días y horas de celebración; superficies, número, dimensiones y características de los puestos y productos que se comercializarán; un reglamento interno de funcionamiento que incluya el procedimiento para la selección y adjudicación de puestos de venta a los comerciantes; un dispositivo de seguridad privada; un plan de limpieza del recinto y de sus lugares de incidencia; un seguro de responsabilidad civil por un importe mínimo de 18.000 euros o un plan de emergencia, entra otras exigencias. 

ARGUMENTOS EN FAVOR Y EN CONTRA DE LA ORDENANZA

Abría el debate del punto edil de IU, Miguel Villa, indicando que "los ‘mercadillos’ deben ser públicos y en espacios públicos y si Lucena necesita un segundo ‘mercadillo’ debería ser de carácter público”. Para Villa este tipo de instalaciones comerciales "son grandes superficies encubiertas” y “hacen daño al comercio menor de proximidad, que necesita una atención y protección que con esta norma se le niega". En términos más jurídicos, Villa señaló que "no se ha justificado el supuesto interés general en el que se basa la necesidad de redactar esta ordenanza", que además intenta regular aspectos de la gestión privada de una empresa que están "fuera de las competencias de un ayuntamiento". Para Villa "esta no es una ordenanza para dar cobertura a una necesidad pública, sino una norma a medida de un empresario que ya tiene concedida una concesión declarada nula por este mismo pleno".

En similares términos Francis Aguilar, portavoz del PP, añadía que "hay dos informes del Secretario Municipal que vienen a decir que el ayuntamiento no puede regular el comercio ambulante en suelo privado, uno del Consejo Consultivo que dice que sí y uno más de la Dirección General de Comercio que indica lo contrario, por lo que difícilmente tendría cabida esta ordenanza". Según Aguilar "no está claro el interés general que tenemos que justificar para sacar adelante esta ordenanza y consideramos que va a perjudicar al comercio local”.

En sentido contrario se manifestaron el resto de grupos. No obstante, Vox solo aceptó votar a favor de la propuesta del PSOE después de que los socialistas aceptaran algunas de sus objeciones a la redacción inicial de la ordenanza. Jesús Gutiérrez manifestó su "apoyo incondicional" al ‘mercadillo’ privado pero puso sobre la mesa hasta tres cuestiones que impedían su voto favorable, relativas a la capacidad del ayuntamiento para regular el funcionamiento interno de una empresa privada, la imposibilidad de transmitir la concesión administrativa y la posibilidad de que cada cuatro años la nueva corporación tenga la potestad de mantenerla vigente o decretar el cierre. Estos reparos fueron parcialmente aceptados por el PSOE, que propuso una redacción alternativa que no desvirtúan la inicial, haciendo que Vox cambiase su abstención por el sí.

Más claro lo tenía Araceli García, de Ciudadanos. Para esta formación "no regular este tipo de actividad generaría un perjuicio importante al promotor y los comerciantes, no está probado que perjudique al comercio tradicional y en cualquier caso no evitaría que los consumidores se desplazaran a otras localidades donde existen ‘mercadillos’ similares”.

Finalmente, la portavoz del equipo de gobierno, Teresa Alonso, consideró "llamativo" el "cambio del sentido del voto del PP". Alonso indicó que la aprobación "del interés público de cualquier propuesta deberá aprobarse con posterioridad" a la de la normativa que regula su funcionamiento, que es lo que hoy pasaba el trámite plenario. La portavoz socialista aseguró que "la ordenanza se trae porque así se decidió por todos los grupos, incluido el PP, que ahora nos sorprende votando en contra".

Comentarios