Domingo 22.09.2019

Vitalia confirma que no construirá la nueva residencia del Valle

Vitalia confirma que no construirá la nueva residencia del Valle
.
El director de Vitalia, José María Cosculluela, ha señalado a LucenaHoy que esta empresa se ha desvinculado del proyecto para la  construcción de una residencia de la tercera edad en terrenos de la Fundación Benéfico-Asistencial Cortés y Curado, propietaria de la antigua residencia del Valle y los jardines y huerta aledaños a la misma.
 
La residencia del Valle se cerró definitivamente en febrero de 2010, tras varias décadas de existencia, y provocando el traslado de los residentes a un centro de Vitalia en Espiel y la rescisión de los contratos de la mayor parte de los 21 empleados de la misma.
 
El Vicario General de la Diocesis de Córdoba, Fernando Cruzconde, anunció entonces la intención de la Fundación, dependiente del Obispado, de promover la creación de un nuevo complejo asistencial con 120 plazas en terrenos de la huerta del centro, para lo que solicitaron la segregación de una parcela de 7.000 de los 20.000 metros cuadrados con los que cuenta la misma en El Valle.
 
Según anunció Cruzconde, el nuevo centro sería construido y financiado por la empresa Vitalia, participada por Cajasur, entonces vinculada al Obispado, y gestionado por la misma durante un periodo de 75 años, contando con dos módulos de 60 residentes, y una inversión de entre 6 y 8 millones de euros. Además Vitalia asumiría tras la apertura la contratación de los trabajadores despedidos, algunos de ellos con más de 15 años de antigüedad en la casa.
 
Sin embargo la salida del Obispado de la caja cordobesa y la concesión a Vitalia  del centro asistencial contemplado en el Centro Social-Sanitario de Lucena, cuyo contrato fue firmado la pasada semana, han paralizado el proyecto por el momento.
 
El concejal de Urbanismo, Miguel Villa, señalaba ayer que la Gerencia de Urbanismo ha cumplimentado la petición de la Fundación de llevar a cabo la segregación de la finca en cuatro parcelas, el edificio histórico, que incluye la iglesia y la antigua residencia, que podría convertirse en centro de retiro para sacerdotes; los jardines, que comparten la protección estructural del templo en el PGOU y dos parcelas más en la huerta, que tienen un carácter de suelo dotacional social y podrían albergar la nueva residencia si la Fundación decidiese seguir adelante con el proyecto “aunque de momento no se ha presentado proyecto alguno en este sentido”.
 
Además Villa indicó que el uso social de estos suelo excluye específicamente la posibilidad de que los terrenos se conviertan en un colegio privado, como habría sugerido la Fundación en el transcurso de las negociaciones.
 
El director de Vitalia, José María Cosculluela, ha señalado que “aunque no construiremos la residencia, al menos a corto o medio plazo, seguimos manteniendo nuestro compromiso de contratación de los empleados del Valle”.
.
.

Comentarios