jueves 30.06.2022

Barquito de Sal, de Antonio Villa, habanera obligada en el Certamen Juvenil de Torrevieja

Barquito de Sal, de Antonio Villa, habanera obligada en el Certamen Juvenil de Torrevieja
Barquito de Sal, de Antonio Villa, habanera obligada en el Certamen Juvenil de Torrevieja

.

MANUEL GONZÁLEZ
La organización del Certamen Juvenil de Habaneras de Torrevieja, en Alicante, ha elegido la obra 'Barquito de sal', del compositor y pianista lucentino Antonio Villa Álvarez de Sotomayor, como obra obligada en su vigésima edición. El departamento técnico del concurso exige a los participantes la interpretación de dos habaneras y una obra coral de libre elección y una habanera obligada.

Antonio Villa Álvarez de Sotomayor ganó en el año 1983 el Premio Nacional de Composición de Habaneras con la misma pieza, Barquito de Sal. Esta habanera se convirtió en una de las más afamadas de la época y se cantó en 29 países.

El festival, el más emblemático de este ámbito y al que acuden mayoritariamente concurrentes extranjeros, se celebrará los próximos 4 y 5 de abril del año 2014. El primer premio de este certamen está dotado con 3.000 euros y trofeo.

Las bases del Certamen Juvenil de Habaneras ya están publicadas en la web oficial del Patronato Municipal de Habaneras de Torrevieja. Antonio Villa Álvarez de Sotomayor, con el que la organización contactó para solicitar su permiso y comunicarle la decisión, ha efectuado un arreglo de la composición y la ha adaptado para voces blancas puesto que la original está planteada para voces mixtas.

Este ilustre lucentino, autor de la Misa del Campo Andaluz, señaló a LucenaHoy que para él este hecho supone 'una satisfacción y un orgullo enormes'. El Certamen Juvenil de Habaneras es un encuentro de capital importancia para el futuro desarrollo del espíritu coral que invade a las agrupaciones. Este concurso es considerado esencial para la continuidad de la tradición del canto de la habanera y para el engrandecimiento de la cultura musical.

La habanera es un cante de ida y vuelta, proveniente de los cantes flamencos, de los tanguillos de Cádiz y de Cuba. Los mejores compositores mundiales han utilizado esta variante. La habanera surgió en la primera mitad del siglo XIX en Cuba. En España, se expandió en el mismo siglo y en Europa se emparentó con la música culta y con la alta aristocracia. Los principales autores de la época, como Sebastián Iradier o Georges Bizet, que introdujo una insigne habanera en la ópera Carmen, apostaron por este ritmo.