Sábado 21.09.2019

DIRIGIDA POR VALERIA ALONSO

El Festival Eutopía 2016 programa en Lucena la obra de teatro La piel

El próximo miércoles 21 de septiembre se presentará, a las 21:00 horas, en el Palacio Erisana de Lucena y la entrada será gratuita hasta completar aforo

Uno de los actos de Eutopía en la edición 2015. ARCHIVO
Uno de los actos de Eutopía en la edición 2015. ARCHIVO
El Festival Eutopía 2016 programa en Lucena la obra de teatro La piel

¿La piel te cubre o te deja al descubierto? La piel es una representación teatral con texto y dirección de Valeria Alonso y que Teresa Rivera interpreta. El próximo miércoles 21 de septiembre se presentará, a las 21:00 horas, en el Palacio Erisana de Lucena y la entrada será gratuita hasta completar aforo. La piel se estrenó en abril de 2015 en Madrid y en septiembre llega a Lucena de la mano de la Delegación de Juventud del Ayuntamiento de Lucena y de la Diputación de Córdoba, una representación teatral que se encuentra dentro del Festival Eutopía 2016.

La piel cuenta la historia de una mujer, Mary, que quiere abrir un centro suicida y se viste para el día de su muerte. Quiere volverse negra, quiere cambiar de piel. Esta mujer que aprendió a leer la vida en las líneas de la mano, recuerda sus marcas para siempre. Y como ya no ve, y toca más una pantalla que a la gente que quiere, tendrá que morir, transformarse y volver a resucitar.

Valeria Alonso, directora y actriz argentina, y Teresa Rivera, actriz cordobesa, que ya han trabajado juntas en teatro con la obra La Sole, vuelven a la carga con esta nueva propuesta, totalmente diferente siguiendo la teoría de que es mejor renovarse o morir. Una puesta en escena que introduce al espectador en la decadencia de la crisis vincular: el vínculo entre las personas, en la sociedad y con nosotros mismo. Cuestiona con humor e ironía la desconexión actual donde las personas viven en el mundo de las redes sociales, su nuevo medio de comunicación. Aborda la temática de la muerte como una necesidad de dejar morir lo antiguo y disfuncional como única forma de continuar, aceptar las heridas de la vida que la piel se encarga de visibilizar. En definitiva, una invitación al interior de las personas.

Comentarios