sábado 31.10.2020

La alta escuela de doma reluce en Lucena con el espectáculo Fantasía (fotos)

La alta escuela de doma reluce en Lucena con el espectáculo Fantasía (fotos)

.

MANUEL GONZÁLEZ
La Sociedad Ecuestre Lucena 'Los Cabales' obsequió este lunes a Lucena con un excelente espectáculo de doma clásica, vaquera y alta escuela. Alrededor de quinientas personas se congregaron en la Plaza de Toros de Lucena con la intención de presenciar una exhibición espléndida. Intervinieron los célebres jinetes Pedro Córdoba Medrano y Ricardo Navas, reconocidos ampliamente a nivel nacional, la promesa lucentina María Belén Corral Burgillos. El cochero Antonio Romero Montilla abrió el acontecimiento ecuestre.

El espectáculo, con el que colaboró la Delegación de Fiestas del Ayuntamiento de Lucena, se bautizó con el nombre de 'Fantasía' e incluyó varias modalidades de esta variante ecuestre. En el mismo se observaron distintos artes como el caballo a la rienda, caballo a la mano, fantasía en libertad y un poni que embestía como un miura.

La séptima edición de esta demostración la inició un coche de caballos milord. Este carruaje mayor de cuatro ruedas era al tronco y con guarnición a la inglesa. Lo guió el lucentino Antonio Romero Montilla. Esteban Algar Serrano actuó como lacayo y las acompañantes fueron Beatriz Ostos Mesa, María del Mar Díaz Ramírez, Rocío Montilla Doblas e Inmaculada Rodríguez.

Posteriormente, apareció, cubierto al inicio con una tela negra, Pedro Córdoba Medrano, campeón de doma alta escuela. Este jinete, atrevido y vehemente, montó el caballo Brillante, de 9 años, con aires de fantasía y desarrolló una equitación natural nunca antes vista en España. En su segundo pase, se subió al caballo Gladiador, de 6 años, de nivel avanzado dentro de la alta escuela y con el que ganó el campeonato de España.

Otro diestro en la equitación y distinguido nacionalmente, Ricardo Navas galopó con el caballo Malevo y manejó con la mano al caballo Ares. Navas manifestó facilidad y armonía en sus movimientos.

Finalmente, pasó al ruedo la promesa lucentina María Belén Coral Burguillos, de tan solo 13 años. Se inició en el picadero de Alfonso Porras Blanxart y su objetivo es competir el año próximo en alta escuela a nivel profesional. María Belén montó a Bandolero, un caballo castaño de 8 años.

Amenizó la noche un cuadro flamenco con Jesús Reyes, al cante; Manuel de la Loli, a la guitarra; y Teresa Rodríguez, al baile. El público, atento, respetuoso y fascinado, disfrutó con un espectáculo magnífico y cuidadosamente organizado por el colectivo que preside Antonio del Pino.

.