domingo 04.12.2022

Las excavadoras desmontan 60 tumbas de la necrópolis judía

Las excavadoras desmontan 60 tumbas de la necrópolis judía
Las excavadoras desmontan 60 tumbas de la necrópolis judía
.
Esta semana se han iniciado las obras de desmonte de la colina sobre la que se descubrieron durante los últimos meses más de 60 enterramientos de época judía, situados junto a los restos conservados de la antigua necrópolis sefardí de la ciudad  y dentro de los trabajos de urbanización de la unidad de ejecución Sur 4, situada junto a la calle Tras la Parra, que incluye 70 parcelas, en las que podrán edificarse un centenar de viviendas unifamiliares sobre una superficie total de 24.785 metros cuadrados.

Según ha explicado Ricardo Bravo, director de la excavación que realiza la empresa cordobesa Pro Arq, se esta procediendo a un desmonte "ordenado y supervisado" de la colina sobre la que se ubican los restos arqueológicos, una vez que se ha completado la excavación y documentación de los mismos y a la extracción de los restos óseos  de este nuevo conjunto de enterramientos, pertenecientes a la cercana necrópolis judía aparecida durante las obras de la Ronda Sur en el año 2007, y en la que ya se encontraron otras 343 tumbas. Bravo indicó que la actuación cuenta con la autorización de la Consejería de Cultura.

Según el responsable técnico de la excavación, los trabajos han permitido el hallazgo de unas sesenta tumbas de individuos de corta edad y adultos, de distintas tipologías y con la misma orientación que las aparecidas en la necrópolis judía, por lo que parece evidente que deben adscribirse a la misma.

Como ya ocurriera entonces, algunas de las tumbas han aparecido cubiertas con restos de tégulas planas tardoromanas, aspecto que a juicio de los investigadores vuelve a poner de manifiesto la antigüedad del asentamiento judío de Lucena.

Bravo señaló que las tumbas no cuentan con ningún tipo de elemento de ajuar significativo, y los restos humanos –que serán depositados en el lugar que indique la delegación provincial de Cultura– se encuentran en general en mal estado de conservación debido a las características del terreno y el ritual de inhumación.

Una investigación, dirigida por la doctora Elena Villafranca en 2007, reveló a partir la aplicación del método del Carbono 14 a algunas muestras, un periodo de ocupación de este importante cementerio judío entre los años 1000 y 1050, en pleno periodo altomedieval, demostrando la importancia tuvo Lucena en este periodo del final del califato e inicios del periodo de Taifas como ciudad independiente.
El estudio tomó como base tres muestras recogidas en tres de las 343 tumbas excavadas y puso de manifiesto que los diferentes tipos de enterramientos encontrados responden a costumbres familiares o de grupos  judíos más que a diferencias de cronología, como ocurre en otras juderías de Sefarad. El equipo de investigación descubrió durante la excavación una lápida funeraria judía, la segunda lápida judía aparecida en Lucena y en la provincia de Córdoba y la primera que se descubre con metodología científica y dentro de una estructura funeraria de toda Andalucía.
.
.