miércoles 05.10.2022
Lucena Hoy

AGUA

Aguas de Lucena mantendrá la reducción de la presión nocturna en la red de agua durante las próximas semanas

Aunque los depósitos municipales superan el 60 por ciento de su capacidad, Emproacsa ha empezado a reducir el suministro en la provincia un 10 por ciento debido a los bajos niveles de los pantanos. El embalse de Iznajar baja ya del 20 por ciento.
Depósitos La Calzada
Depósitos La Calzada
Aguas de Lucena mantendrá la reducción de la presión nocturna en la red de agua durante las próximas semanas

Aguas de Lucena mantendrá durante las próximas semanas la reducción de la presión en la red de distribución de aguas en baja desde las 23:30 horas hasta las 6 de la mañana, lo que se seguirá traduciendo en cortes de agua nocturnos en algunas zonas de la ciudad.  Según ha explicado a LucenaHoy la edil de Medio Ambiente y consejera de la empresa municipal, Mamen Beato, la decisión no está vinculada ya al nivel de los depósitos municipales, sino que se integra en el conjunto de acuerdos adoptados en la última reunión de esta empresa municipal, por lo que corresponderá también al consejo de Aguas de Lucena su revisión, si procede. 

Beato ha señalado que tras el fin de semana los depósitos de El Cahiz y La Calzada se mantienen ya en niveles superiores al sesenta por ciento de su capacidad total, por lo que no es necesario adoptar medidas adicionales durante la mañana o la tarde como en las semanas precedentes. 

No obstante, la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) ha hecho ya extensiva al conjunto de la provincia la reducción del suministro en un 10 por ciento, que desde mediados de julio se aplicaba únicamente en la zona norte de la provincia como consecuencia del déficit hídrico registrado en los pantanos como resultado de la persistente sequía de los últimos meses.

Hasta finales de julio Lucena estaba recibiendo unos 8.000 metros cúbicos diarios de agua a través de Emproacsa y 1.100 metros cúbicos desde el manantial de Zambra, una cantidad que se corresponde con el consumo ordinario: entre 9.000 y 9.500 metros cúbicos diarios, algo menor los fines de semana. De cumplirse esa medida, a los depósitos municipales estarían llegando cada día unos 800 metros cúbicos menos. A falta del dato concreto, fuentes municipales sí confirman que el número de horas de suministro se ha reducido en los últimos días.

EL PANTANO DE IZNÁJAR, AL 18,6 POR CIENTO DE SU CAPACIDAD

El nivel en el Pantano de Iznájar está ya por debajo del 20 por ciento, el más bajo de las últimas décadas. El pasado día 2 de agosto, el agua embalsada apenas llegaba a 193 hectómetros cúbicos, que suponían un 19,67 por ciento del total, aunque la masa de agua embalsada se ha venido reduciendo durante las últimas semanas a un ritmo casi fijo de 10 hectómetros cúbicos. De hecho, a las 18:00 horas de este lunes ese nivel era ya de 183 hectómetros cúbicos, apenas un 18,5 por ciento de la capacidad de este pantano. 

Baste unos dato para entender la envergadura del problema de sequía que venimos padeciendo: el pasado verano el pantano de Iznájar se encontraba en esta misma semana de agosto en torno al 25 por ciento, con casi 250 hectómetros cúbicos embalsados. Un año antes, en agosto de 2020 contaba con unos 340 hectómetros cúbicos, casi un 35 por ciento. Por último, la media de década es de un 55,51 por ciento y 544 hectómetros cúbicos. 

Por todo ello y para evitar restricciones más duras en los próximos meses como la que ya se están produciendo en distintos puntos de Andalucía y el resto de España se hace necesario procurar el máximo ahorro de agua en todos los ámbitos, incluido el doméstico.