Jueves 09.04.2020

La crisis inmobiliaria obliga a remodelar la empresa Suvilusa

La crisis inmobiliaria obliga a remodelar la empresa Suvilusa
.
El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha confirmado a LucenaHoy que el equipo de gobierno está estudiando una profunda remodelación de los servicios que presta la empresa municipal Suelo y Vivienda de Lucena –Suvilusa– aunque no la desaparición de este organismo.
 
El pasado viernes, el regidor lucentino, acompañado por  el concejal de Vivienda, Manuel Lara Cantizani, se reunió con los empleados ante los fuertes rumores que durante todo el mes de agosto han apuntado a la posible extinción de hasta 5 de los 7 puestos de trabajo vinculados a la empresa.
 
Según ha explicado a este medio Juan Pérez, "es cierto que estamos estudiando la necesidad de remodelar la empresa para adaptarla a la actual situación del mercado inmobiliario y ante la evidencia de que en estos momentos sería descabellado pensar en construir más viviendas, cuando aún tenemos pisos y cocheras sin vender”. No obstante, Pérez ha desmentido los rumores sobre una posible desaparición de Suvilusa, “dado que además de vender este patrimonio, la empresa gestiona los alquileres de la viviendas de la Junta de Andalucía, el Registro de Demandantes de Vivienda o los 22 alojamientos en régimen de alquiler que están a punto de terminarse en la calle Corazón de Jesús”.

Suvilusa nació oficialmente el 1 de enero de 1995, aunque sus estatutos datan de 1994. Desde su creación, su objetivo ha sido el de canalizar la oferta y demanda de vivienda protegida, tanto en régimen de venta como de alquiler. En este periodo de tiempo Suvilusa ha construido y puesto a disposición de familias con problemas para acceder al mercado de la vivienda de renta libre, varios centenares de viviendas de protección oficial. De hecho, antes de que acabe el año está prevista la entrega de llaves de otras 62 viviendas construidas por esta empresa municipal en la zona de El Zarpazo.
 
El personal de Suvilusa esta compuesto por siete trabajadores con contrato indefinido: un gerente, un abogado, un aparejador, un trabajador social, un economista, un responsable del mantenimiento de las viviendas de la Calle Córdoba, cuyo gestión fue cedida por la Consejería de Obras Públicas al Ayuntamiento, y un conserje. Según el alcalde “es prematuro decir si se perderán cuatro, dos o ningún puesto de trabajo, todo dependerá de lo que determine el estudio, en cualquier caso los primeros en saberlo serán el PP y los propios trabajadores y la decisión deberá adoptarla el consejo de administración de la empresa”.
 
Pérez recordó que Suvilusa no depende financieramente del Ayuntamiento, ya que cuenta con un consejo de administración y convenio colectivo propios. “La empresa ni recibe ni entrega dinero al ayuntamiento”, por lo que cualquier medida que se adopte no tendrá nada que ver con la situación financiera del consistorio”. Así, en el caso de producirse despidos, habría de ser la propia empresa la encargada de hacer frente a las indemnizaciones a que hubiese lugar.
 
Este es el segundo organismo municipal vinculado al Urbanismo que se reorganizará para hacer frente a la actual situación de crisis inmobiliaria. Sobre el papel quedarán por ahora, según el regidor lucentino,  sendos proyectos para la construcción de dos promociones de 31 viviendas protegidas en alquiler en la zona del Zarpazo.
.
.