martes 21.09.2021

El PP echa en cara al gobierno la sentencia que anula el 'decretazo'

El PP echa en cara al gobierno la sentencia que anula el 'decretazo'
El PP echa en cara al gobierno la sentencia que anula el 'decretazo'
.
El Partido Popular recriminó ayer al equipo de gobierno la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 1 de Córdoba que declara la nulidad de unos de los dos decretos de adscripción funcional de personal del Ayuntamiento de Lucena a la empresa municipal Serviman, los denominados "decretazos".

La sentencia entiende que Serviman no es administración pública y confunde los conceptos de administración y empresa pública, resultando que a estas últimas no es legal atribuirles el ejercicio de funciones públicas, por lo que concluye indicando que en este caso no es factible la adscripción funcional de trabajadores con categoría de funcionarios a una empresa. El concejal del Partido Popular, Julián Ranchal, recordó al alcalde que esos mismos argumentos jurídicos ya fueron puestos sobre la mesa por su grupo en repetidas ocasiones, solicitando la retirada de los dos decretos de adscripción funcional por lo que fueron trasladados a la empresa municipal una treintena de empleados, entre ellos cinco funcionarios, a lo que en ningún momento accedió el equipo de gobierno, que también rechazo varios los recursos interpuestos contra esta decisión por algunos sindicatos.

En respuesta al Partido Popular, el concejal de Personal, José Cantizani, indicó que el ayuntamiento "acata la sentencia" –aunque considera que es recurrible– y reiteró el argumento de que "la decisión se adoptó para una mejor organización del trabajo del ayuntamiento". Cantizani calificó dijo que tras este asunto solo hay "un intento de hacer una oposición mediática al gobierno municipal" del que culpó al PP y al sindicato USO, y aseguró que "la sentencia solo afecta a dos trabajadores funcionarios, pero no al resto de personal laboral" y que "lo único que cambiará es que antes recibían órdenes de un mando intermedio en Servimán y ahora lo hará de un superior en el Ayuntamiento, aunque en nada cambiará su trabajo". Cantizani defendió que "no se ha vulnerado ningún derecho de ningún trabajador" y llegó a afirmar que "se ha usado a determinados trabajadores municipales para hacer oposición al equipo de gobierno".
.
.