domingo 23.01.2022

Luz verde al presupuesto municipal con abstención del PP

Luz verde al presupuesto municipal con abstención del PP
Luz verde al presupuesto municipal con abstención del PP
.
El ayuntamiento de Lucena ha dado esta noche luz verde a su presupuesto para el próximo ejercicio con los votos favorables del PSOE e IU y la abstención del PP, que concedió así, “un margen de confianza” al nuevo equipo de gobierno municipal, según explicó su hoy portavoz, María de la O Redondo.

Un presupuesto que el concejal de Hacienda, José Cantizani, encargado de su defensa, calificó como “austero” en el gasto y “prudente” en la estimación de los ingresos procedentes del Estado.  

Así, el presupuesto consolidado de la corporación municipal para 2012 –sumados los del ayuntamiento y los distintos órganismos autónomos y empresas municipales– asciende a 37.253.500 euros, frente a los casi 41 millones de euros de 2011, con una rebaja global del 8,8%.

En el caso del ayuntamiento, frente a una estimación presupuestaria de 36.863.154 euros para el año 2011, el presupuesto del próximo año se queda en 35.789.257 euros, incluida la solicitud de un préstamo por importe de 2.312.808 euros, lo que supone un descenso 1.073.257 euros. Teniendo en cuenta estos datos, el presupuesto municipal 2012 supone una rebaja del 2,91%.

A este se sumarán los de la Gerencia de Urbanismo, con algo menos de un millón de euros para el próximo año -bajando ligeramente sobre el de 2011- y el del Patronato Deportivo, que ascenderá a 1.621.230 euros y sube casi 300.000 euros sobre el presupuesto vigente. En cuanto a las empresas municipales, AGIL contará con 49.675 euros,  SUVILUSA dispondrá de 296.536 euros frente a los 1,2 millones de euros de este año  y la EPEL "Aparcamientos de Lucena" rebaja su presupuesto hasta 789.205 euros desde los 2,3 millones de euros del presente ejercicio.

La portavoz del PP, María de la O Redondo, indicó respecto a las nuevas cuentas municipales que son  “ficticias”, dado que estiman un incremento de los ingresos procedentes de la participación en los tributos del Estado sobre la que que actualmente no se tienen datos fiables y vinculan  todas las inversiones a realizar a la obtención de un préstamo sobre cuya consecución tampoco existen certezas. Redondo se preguntó qué pasaría si no se obtiene el préstamo. Por todo ello, el PP solicitó que quedará sobre la mesa la aprobación del presupuesto y se llevase a cabo una prórroga de los actuales para los tres primeros meses del año, hasta tanto se despejen las incertidumbres actuales.

En respuesta al PP, el edil de Hacienda, José Cantizani, indicó que sólo se ha consignado como ingresos procedentes de Tributos del Estado menos de 300.000 euros del millón de euros prometido por el gobierno anterior. No obstante, Cantizani reconoció que, en el caso de que no se consiga financiación externa sería necesaria una remodelación de los presupuestos aprobados, baranjando también la posibilidad de acudir a un “préstamo de legislatura” o una “refinanciación de la deuda municipal”.

Ya en el tramo final del debate, el portavoz del PP, Manuel Gutiérrez, anunció una batería de propuestas en materia de prestaciones sociales y creación de empleo y pidió un receso para intentar introducirlas en los presupuestos. La propuesta fue rechazada. El portavoz socialista indicó que las propuestas “llegan tarde” y lamentó que “el PP no hiciese ni una sola sugerencia en las distintas reuniones preparatorias”, mientras que el portavoz de IUCA, Miguel Villa acusó a los populares de “falta de responsabilidad” por actuar de este modo.   

Sin embargo, el momento de mayor tensión en el debate de este punto llegó cuando los ediles del PP decidieron abandonar el salón de plenos durante la intervención del portavoz del grupo municipal de IUCA, Miguel Villa, al considerar que la participación de los dos grupos del equipo de gobierno era reiterativa, una vez escuchadas las explicaciones del concejal de Hacienda. Tras la salida de los populares, Villa calificó el comportamiento de los populares como "ejemplo de democracia" por "negar el derecho de IUCA y concretamente el de mi persona, a participar en el debate". Villa acusó a los populares de "no haber aceptado su rol" y limitarse a destruir la labor del equipo de gobierno".

Según explicó el alcalde, Juan Pérez, el reglamento de funcionamiento de las corporaciones locales autoriza a todos los grupos a manifestar su opinión sobre un tema durante el debate plenario. No obstante, este incidente sería sólo el inicio de lo que llegaría más tarde.
.
.